Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

Berlusconi y su ex esposa, sin pacto para la separación

Silvio Berlusconi lleva este verano unas vacaciones muy tensas. Primero, la crisis con su antiguo aliado Gianfranco Fini. Y ahora: problemas con su ex esposa, Veronica Lario.

En mayo, la pareja alcanzó un acuerdo para separarse de manera consensual: Lario obtenía 300.000 euros al mes (al principio había pedido 3 millones mensuales) y el uso de la villa Belvedere, de propriedad del jefe de Gobierno italiano, pero donde ella vive desde hace 20 años. Ayer, sin embargo, la mujer cambió de idea y rechazó el pacto. Nada de separación consensual. Ahora los medios italianos prevén un procedimiento judicial largo y tenso, en que ambos presentarán documentos en los que se acusan de traiciones recíprocas.

Berlusconi y Lario llevan casados 20 años y tienen tres hijos en común. El 3 de mayo de 2009 ella decidió terminar con su matrimonio. Dijo que llevaba 10 años pensándoselo y que su marido necesitaba ayuda, "como las personas que no están bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de agosto de 2010