Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ivima baja el alquiler a 2.642 familias sin recursos

En 2009 ha habido más familias insolventes que nunca

El Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) tuvo que rebajar el alquiler en 2009 a 2.642 familias insolventes que viven en pisos subvencionados. La cifra, recogida en el informe anual que presentó ayer el organismo autonómico, es la mayor de su historia. Los inquilinos sin recursos para pagar su renta son un 11% del total de los 23.000 que viven de alquiler en uno de estos pisos. En 2008 hubo casi 700 familias menos con esta subvención. El número de solicitudes también tocó techo en 2009. Hubo 2.867 y se denegaron 225.

"Facilitamos al máximo el pago de las rentas a quienes más está afectando la crisis", explicó el director del Ivima, José Antonio Martínez Páramo. "Siempre hemos presumido de no echar de nuestras viviendas a ninguna familia porque no pueda pagar; otra cosa es que no paguen y además sean conflictivas". En 2009 el Instituto de la Vivienda desahució a 116 inquilinos por subarrendar sus casas u ocuparlas ilegalmente.El coste medio de una casa del Ivima es de 250 euros al mes. El descuento por necesidades económicas va del 10% al 95% del alquiler. La máxima rebaja le corresponde a las parejas con menos de 6.000 euros anuales y al menos cinco hijos: pagan 41 euros al mes. La mínima, del 10%, la pueden recibir familias que ingresen más de 13.900 euros al año y tengan un hijo.

El PSM asegura que el Instituto de Vivienda no puede superar sus deudas

Los inquilinos a los que se da esta ayuda solo tienen que devolver el dinero descontado si al final se compran su piso. La subvención dura dos años, siempre y cuando la familia no empiece a tener más recursos durante ese tiempo; en caso de que se pueda demostrar que las carencias económicas persisten, la ayuda se puede renovar.

Martínez Páramo, responsable del Instituto de la Vivienda, se mostró "orgulloso" del funcionamiento del organismo, sacó músculo, "tenemos 23.000 viviendas, 18.000 plazas de garaje y casi 1.000 locales comerciales", y presumió de sus actividades actuales: "En 2010 hemos licitado 2.400 viviendas y seguiremos licitando, con más de cuatro millones de metros cuadrados para futuros desarrollos".

El optimismo de Martínez Páramo contrasta con el estancamiento de la remodelación de la UVA de Hortaleza, un conjunto de viviendas con un retraso de 20 años en su mejora. El director aseguró ayer que las 500 viviendas que faltan por rematar estarán listas a finales de 2012. El PSM apunta una causa del retraso. "La deuda del Ivima es mayor que sus propiedades, y la Comunidad le transfiere cada vez menos recursos", afirmó ayer el portavoz socialista de Vivienda, Antonio Fernández Gordillo. "En 2010 apenas van a poder iniciar obra nueva".

Martínez Páramo también argumentó ayer la situación de las plazas de garaje del Ivima; los propietarios que quieren alquilar una casa están obligados a pagar por la plaza correspondiente, tengan coche o no. La explicación del director: "Es como si alguien pide que no le cobren por los cinco metros cuadrados del baño porque no se ducha".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de agosto de 2010