Cospedal vuelve a acusar al Ejecutivo de perseguir al PP

"El Gobierno utiliza los aparatos del Estado en beneficio propio"

Un año después de que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, lanzara alguna de las acusaciones más graves hechas en democracia contra un Gobierno -que el Ejecutivo de Zapatero utilizaba a jueces, fiscales y policías para perseguir a los miembros de su partido y que los tenía sometidos a escuchas ilegales-, la número dos de los populares volvió ayer a la carga con las mismas denuncias. "El Gobierno ha utilizado en muchas ocasiones los aparatos del Estado en beneficio propio" y en contra del PP, afirmó Cospedal, en una entrevista con la agencia Europa Press.

La fórmula es similar a la de 2009. Las declaraciones se han hecho públicas una vez comenzadas las vacaciones de verano y con un único interlocutor, -el año pasado fue la agencia Efe-. Aunque Cospedal se ha ahorrado en esta ocasión cualquier mención a ETA -el Gobierno persigue más al PP que a la banda terrorista, dijo el 4 de agosto de 2009-, vuelven a ser el blanco de sus críticas los "mandos políticos" de la policía y la Fiscalía General del Estado, de los que ha dicho que su imparcialidad "deja mucho que desear". Declaraciones similares despertaron el año pasado el malestar de jueces y fiscales, incluso de los más conservadores, y de los cuerpos policiales.

Una denuncia igual creó hace un año malestar entre jueces y fiscales

Hay, sin embargo, pocas novedades en sus acusaciones. Como ejemplo de la "arbitrariedad" de la Fiscalía, Cospedal ha recurrido al mismo ejemplo que utilizó el año pasado: el anuncio de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de que la fiscalía recurriría el archivo del caso Camps, reabierto por el Tribunal Supremo el pasado 12 de mayo, como prueba de la persecución que sufre el PP.

También es ejemplo de arbitrariedad, según la secretaria general del PP, el anuncio del fiscal de Madrid de recurrir el archivo de la causa contra el ex ministro Francisco Álvarez-Cascos, que dijo que había una "camarilla policial" que falseaba documentos en el caso Gürtel. "¿Por qué se va a recurrir este archivo? Porque se trata de un militante del PP", afirma Cospedal, convencida, todavía, de que existieron escuchas ilegales contra dirigentes de su partido.

Por eso critica Cospedal la oposición del PSOE de regular, a propuesta del PP, el sistema de interceptación de comunicaciones (Sitel). El PP sigue pensando que "hay sistemas de interceptación de las comunicaciones que pueden vulnerar claramente" derechos fundamentales, estima Cospedal, en alusión al mencionado sistema, que contrató y puso en marcha el último Gobierno de Aznar y que ha sido avalado por el Supremo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La prueba para Cospedal de que existe una doble vara de medir es el archivo de las investigaciones sobre el patrimonio del presidente del Congreso, José Bono, que el PP denunció, "sin que haya habido investigación". La Fiscalía del Supremo archivó el caso el 18 de julio al no apreciar "ningún tipo de delito" en sus actuaciones. Las pruebas que aportó el PP eran "meras fotocopias de periódicos", aseguró el fiscal.

Cospedal, en la entrevista con Efe en agosto de 2009, donde denunciaba escuchas ilegales contra el PP.
Cospedal, en la entrevista con Efe en agosto de 2009, donde denunciaba escuchas ilegales contra el PP.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS