Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Basura de alto riesgo

Medio Ambiente prepara un nuevo plan de gestión de residuos peligrosos - El número de productores de esta basura aumenta un 75% en seis años

Los residuos peligrosos para el medio ambiente se generan en casa, en talleres, en fábricas, en el campo, en las farmacias. Cualquier lugar puede ser el origen de las alrededor de 300.000 toneladas de este tipo de basura que se producen cada año en Andalucía.

Hace seis años, la Consejería de Medio Ambiente puso en marcha un plan de prevención y gestión de residuos peligrosos. Durante este periodo, los productores de esta basura han aumentado en un 75%, pasando de 14.935 a 26.150. La gran mayoría, el 97%, no genera más de 10 toneladas anuales. Este plan está llegando a su fin y el próximo martes, el Consejo de Gobierno tiene previsto iniciar los trámites para la elaboración de uno nuevo, con nueve años de vigencia. Los objetivos: la reducción progresiva de los residuos peligrosos que se generan y avanzar en la gestión de los que se producen para garantizar el mayor nivel de protección medioambiental.

El plan que ahora acaba ha arrojado resultados extraordinarios en la gestión de algunos residuos y ha dejado evidencias de aspectos a mejorar en el nuevo programa. Este es un balance del plan de residuos peligrosos:

- Minimización. Los productores han presentado 2.671 estudios para la reducción de residuos, de los cuales 601 proceden de centros que declaran por encima de las 10 toneladas anuales. Pero las medidas incluidas no son específicas y rara vez aportan cálculos significativos. También se han formado tres comités sectoriales para reducir estos residuos (madera, artes gráficas y automóviles), pero se habían previsto 12. Se han iniciado conversaciones para crear los de sanidad y agricultura. En el primero de estos campos, la recogida está muy profesionalizada, pero en el segundo, con una alta producción de residuos plásticos, fitosanitarios y orgánicos, precisa de un acuerdo. Medio Ambiente trabaja en la concesión de un certificado de minimización, que podría servir para incentivar a los productores a mejorar la gestión, y se están elaborando guías de buenas prácticas para mecánicos, impresores, sanitarios, agricultores, joyeros, lavanderos, transportistas y constructores.

- Prevención. En seis años se han superado los porcentajes de reducción previstos para cuatro grupos relacionados con la actividad industrial, refinerías, química y construcción mecánica, eléctrica y electrónica. Sin embargo, el aumento de centros productores en ámbitos como la madera, las artes gráficas, transporte y reparación de vehículos ha impedido consolidar la reducción de estos residuos.

- Puntos limpios industriales. Se ha cumplido el objetivo de inventariar los polígonos industriales, pero los empresarios no han conseguido incorporar estas instalaciones a los polígonos antiguos. Para mejorar este aspecto, se está elaborando una norma y una guía para diseñar puntos industriales. La Consejería también ha impulsado acciones de coordinación y algunos puntos limpios.

- Aceites minerales. Se recoge casi el 100% del aceite usado que se genera y se regenera un 97%, cuando el objetivo era solo el 50%. Con el aportado por el tráfico marítimo también se han cumplido las expectativas y se han eliminado o descontaminado los aceites y componentes de 5.100 de los 12.023 transformadores especiales inventariados.

- Vehículos. Andalucía cuenta con 167 instalaciones que dan cobertura a todo el territorio autonómico, lo que supera notablemente las 32 previstas. También se han evaluado las instalaciones para regularizar su situación administrativa y proponer actuaciones de descontaminación y recuperación de emplazamientos.

- Sistemas integrales. Se han puesto en marcha todos los sistemas previstos para residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, de productos fitosanitarios y envases vacíos que los hayan contenido, pilas, baterías, acumuladores y similares, medicamentos caducados y farmacéuticos en general y lámparas y tubos fluorescentes.

- Residuos de origen domiciliario. Se han creado o están en construcción, principalmente en grandes pueblos o ciudades, 178 puntos limpios municipales frente a los 113 previstos. Sin embargo, apenas un 60% de estas instalaciones admite residuos peligrosos domiciliarios, como son todos los productos químicos de limpieza. La recogida de esta basura en los puntos limpios fue de solo 73,64 toneladas. En estos momentos se trabaja con proyectos concretos con algunos ayuntamientos que sirvan de modelo e incentivo en otros municipios.

- Otros productos. La pretensión es que la comunidad sea autosuficiente en la gestión de los residuos que se generan. Para ello es necesaria la creación de sistemas para disolventes usados, recuperación de metales, reciclado de baterías de plomo y valorización de tierras contaminadas o tratamientos alternativos a la inertización.

Información, educación y trámites en Internet

El principio es quien contamina paga. La Administración ejerce, entre otras, las labores de control, inspección, promoción, vigilancia, información y educación. Pero la responsabilidad de reducir y gestionar de forma adecuada los residuos peligrosos es de quien los produce.

Una de las claves para el cumplimiento del ambicioso programa de prevención y gestión es la información. Y aquí se ha detectado una deficiencia. Aunque hay 14.935 productores de residuos peligrosos, un 39% no presenta declaraciones anuales. Los que producen más de 10 toneladas al año sí lo hacen, pero la ley es ambigua y permite el descuido de los demás, que son la inmensa mayoría. Esta circunstancia dificulta las labores de Medio Ambiente y se está promoviendo una modificación de la normativa.

En cuanto a las labores de inspección, la Junta ha realizado 575 actuaciones. El balance es positivo y no se han encontrado muchas infracciones graves. La mayoría estaban relacionadas con el almacenamiento, etiquetado y envasado inadecuado o con la documentación administrativa.

Para facilitar la relación con la Administración, también se han desarrollado varias iniciativas para la informatización y simplificación de los trámites administrativos, como la mejora de la plataforma informática específica, la habilitación de trámites vía web, el desarrollo de programas para el intercambio de información, la digitalización de los libros de registro de productores o de gestores y el servicio integral de atención.

Por último, se ha elaborado un programa formativo y divulgativo en los ámbitos empresariales, en colaboración con empresas gestoras, municipales y docentes. En la actualidad se trabaja en un plan de formación de profesores de instituto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de agosto de 2010

Más información