Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP vulnera los derechos de la oposición, según el Constitucional

El tribunal ampara por segunda vez a diputados de L'Entesa

La práctica de rechazar sin motivo iniciativas de la oposición parlamentaria más o menos molestas para el Consell o para el PP ha recibido un nuevo varapalo del Tribunal Constitucional, que, como ya hizo en marzo del año pasado, ha estimado el recurso de tres diputados del grupo Esquerra Unida-L'Entesa en la legislatura pasada, actualmente en la Coalició Compromís, contra la inadmisión de algunas de sus preguntas e interpelaciones por parte de la Mesa de las Cortes Valencianas, entonces y ahora dominada por la mayoría absoluta de los populares.

"En la medida en que en las diversas resoluciones parlamentarias no consta ningún motivo de fondo que justifique la inadmisión de la iniciativa solicitada, constituyen una limitación ilegítima al ejercicio de aquellos derechos y facultades que integran el estatuto constitucionalmente relevante de los representantes políticos", establece la sentencia que ayer hicieron pública la diputada de Compromís Mònica Oltra, abogada en los dos recursos ganados hasta ahora ante el Constitucional, y el ex portavoz de L'Entesa y hoy candidato a la alcaldía de Valencia por la Coalició Compromís, Joan Ribó.

"Ahora sabemos por qué las preguntas de turismo resultaban tan incómodas"

"No hay justicia si es lenta", señala la diputada de Compromís

"Vamos a ser el Parlamento más condenado", comentó Oltra, que ha presentado a lo largo de esta legislatura cuatro recursos de amparo -dos de ellos ya admitidos a trámite por el alto tribunal- contra 14 actos de la Mesa de las Cortes y prepara otro en el mismo sentido.Las iniciativas que han recibido amparo del Constitucional fueron presentadas por los diputados de L'Entesa Carles Arnal, Dolors Pérez y Joan Ribó, y se referían a cosas como la contaminación sonora causada por una fábrica, el funcionamiento de las inspecciones técnicas de vehículos o el proyecto de un vertedero en Cervera del Maestrat. Las negativas de la Mesa de las Cortes se justificaron en que aludían a empresas privadas o no tenían trascendencia pública. El Constitucional considera, sin embargo, que el rechazo a tramitarlas obedeció "al mero resultado decisivo carente en absoluto de motivación".

Una de las iniciativas era la petición de comparecencia de la entonces consejera de Turismo, Milagrosa Martínez, hoy presidenta de las Cortes, para que explicara su intención de organizar "una feria de turismo en el País Valenciano". La empresa Orange Market, de la trama de corrupción del caso Gürtel, acababa de hacerse con la adjudicación del montaje de los pabellones de la Generalitat en Fitur y otras ferias turísticas, aunque en ese momento todavía se ignoraban las irregularidades que más tarde saldrían a la luz. "Ahora, en 2010, sabemos por qué al PP le resultaban tan incómodas las preguntas sobre turismo", comentó ayer Mònica Oltra.

Otra de las iniciativas rechazadas era una petición de comparecencia del presidente del Consell, Francisco Camps, para que comentara la denuncia de la Agencia Tributaria al presidente de la Diputación de Castellón, en los inicios de lo que se conoce como el caso Fabra. El Constitucional ha desestimado el recurso en lo referido al rechazo de esta petición de comparecencia, no por cuestiones de fondo, sino porque en su día no se agotaron los recursos de reposición ante la propia Mesa de las Cortes, como se exige para poder solicitar amparo al Constitucional.

Ribó reflexionó ayer sobre los efectos de lo que calificó como "un proceso de creciente de opacidad". En época de mayoría socialista, recordó el ex diputado, Esquerra Unida llegó a advertir que recurriría al Constitucional si se vetaban sus iniciativas parlamentarias y nunca necesitó hacerlo. Tampoco en las primeras legislaturas de mayoría del PP, pero L'Entesa sí que tuvo que acudir al Constitucional en la de 2003 a 2007. Y ahora lo ha hecho Compromís varias veces. Según Ribó, que consideró que en las Cortes Valencianas la democracia está "limitada y controlada", el camino de la corrupción es siempre el mismo: opacidad, quebrantamiento de las reglas y una cierta chulería. Como ejemplo, citó al primer teniente de alcalde de Valencia, Alfonso Grau, que en respuesta a una pregunta de un periodista sobre las irregularidades del caso Laterne, dijo el otro día que no pensaba contestarle porque no le daba la gana.

Oltra se mostró satisfecha con esta segunda victoria judicial contra las arbitrariedades del PP, en su doble condición de abogada que presentó los recursos y de diputada. Sin embargo, calificó de "grave" que por segunda vez se condene a la Mesa de las Cortes Valencianas. Sobre el retraso con el que se producen las sentencias, cuando ya no son ni parlamentarios los recurrentes, Oltra recordó la idea de que "no hay justicia si es lenta" y consideró que se produce una "indefensión de los diputados", pero valoró la "fuerza moral" que dan las resoluciones. Compromís presentará de manera testimonial de nuevo a trámite aquellas iniciativas de L'Entesa, anunció Oltra, que explicó que el diputado de Iniciativa per Catalunya Joan Herrera tiene presentada en el Congreso de los Diputados una propuesta para cambiar las normas y que el Constitucional resuelva en el plazo de tres meses las peticiones de amparo de los diputados, con el fin de que las sentencias puedan ser efectivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 2010