Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:INMACULADA GIL LÁZARO | Directora de Teatres de la Generalitat

"El único promotor del festival de Sagunto es la Generalitat"

Inmaculada Gil Lázaro (Valencia, 1962), directora de Teatres de la Generalitat, defiende su gestión en un año en el que han arreciado las críticas del sector por los recortes en las ayudas a las salas y el cambio del modelo del Circuit Teatral. Asegura también que el tijeretazo del Consell ha sido mínimo en su área. El viernes, sin saber que ese día el alcalde de Sagunto, Alfredo Castelló, del PP, criticaba el cambio de nombre de Sagunt a Escena, Gil Lázaro argumentaba que "el único promotor del festival es la Generalitat".

Pregunta. ¿Tiene un mal año?

Respuesta. Ha sido un año malo, pero de cambios por la situación general de crisis.

P. En cifras.

R. Sé que hubo un primer reajuste de más del 20% y un último ajuste de un 10%.

"Las subvenciones no son eternas, no son financiación. Y vitalicias no son"

"Jamás ha habido listas negras, es cada director el que elige a su elenco"

"El Circuito no ha desaparecido, hay más ciudades, tiene más compañías"

P. El del Circuit es un tema aún candente. Se le ha acusado de cargarse un sistema que funcionaba desde hace dos décadas.

R. No ha desaparecido el Circuito, tiene más ciudades, tiene más compañías, tiene más presupuesto... No pensábamos que iba a causar todo ese maremoto. Al final han entrado más municipios, más compañías, se ha conseguido más dinero.

P. Su debilidad es la danza.

R. La ley del Teatro y Danza, que habla del equilibrio entre ambas disciplinas, estamos muy lejos de que se cumpla. El desequilibrio es todavía muy grande.

P. ¿En qué se ha avanzado?

R. Hace 12 años, cuando arrancó el Centro Coreográfico, la danza era un desierto y hoy esta comunidad es una de las punteras.

P. El Centro Dramático sigue el mismo camino.

R. Se puso en marcha hace cinco años. No puede tener los mismos resultados. A pesar de eso se han hecho un montón de producciones, se ha creado ahí un poso de profesionales valencianos.

P. Sin embargo, los que despuntan tienen que irse.

R. Pero siempre por elección propia. Yo me dediqué a la danza porque lo que más me atraía era pensar que iba a estar fuera. Los hay que se han ido no porque no tuvieran oportunidades, porque hasta tenían salas subvencionadas con mucho dinero.

P. Si hablamos de Carles Alfaro, después de triunfar por ahí podría estrenar aquí también.

R. Pues sí. Iremos llamando a todo el mundo. No hay ningún problema con nadie.

P. Pues donde sí hay un problema es en Sagunt a Escena. Se ha empleado años en apostar por un escenario, el de La Nau...

R. ¿Pero cómo no vamos a apostar por esa catedral escénica, que es La Nau?

P. Pues este año está cerrada.

R. Este año le hemos echado el cierre, pero ayer pasaba por el centro y vi que Armani había cerrado su tienda, lo que me dio mucha rabia. Como tantas otras cosas que ahora se tiene que prescindir de ellas, pero prescindir no es olvidarlas.

P. Otra crítica es que se pierde la marca Sagunt a Escena.

R. Es Festival d'Estiu-Sagunt a Escena.

P. Pero Sagunt a Escena está en pequeñín en un rincón.

R. Es cosa de los diseñadores.

P. Almagro, Mérida... cuesta entender que el de Sagunto se llame Festival d'Estiu.

R. El festival lo organiza, lo patrocina, lo promociona, todo, Teatres. Y donde sucede es en Sagunto. Por eso se llama Festival d'Estiu-Sagunt a Escena.

P. Suena a castigo: como no pone un euro, Sagunt abajo.

R. Nosotros no tenemos tan mala idea. Hay localidades que no se sitúan bien en la geografía escénica. Cuando van añadidas a una Generalitat Valenciana la gente entiende más. Lo que sí es verdad es que el único promotor del festival es la Generalitat. El único que pone dinero es la Generalitat.

P. Acaba de dimitir el concejal de Cultura.

R. Me enteré por el periódico. En la política cultural de un municipio, Teatres ni entra ni sale.

P. Y del intento de Presidencia de parar en la Universitat la obra Zero Responsables, sobre la muerte de 43 personas en el metro.

R. Tampoco tengo nada que ver con la Universitat.

P. ¿Pero qué opina?

R. Yo no llamo a nadie. También me enteré por el periódico, por mucho que se me quiera poner de fideo en el caldo.

P. ¿Hay censura?

R. Teatres es libre.

P. ¿Cada autor puede poner en escena lo que quiera?

R. Por supuesto. Si viene de la iniciativa privada, por supuesto. Y si vienen de la iniciativa pública, también. Durante 10 años he tenido una empresa privada y sé lo que es abrir la persiana la primera y bajarla la última y ver a finales de mes si se puede pagar la nómina. Hay una gran sensibilidad hacia el sector privado.

P. Las salas se quejan de recortes brutales que impiden tener una programación estable.

R. Ahora la van a tener igual, solo que todos concursando en una orden pública.

P. Cerrarán salas.

R. Lo que tenían que haber hecho es tener previsión. Las subvenciones no son eternas, las subvenciones son ayudas, no son financiaciones. Y vitalicias no son. El que tiene un negocio privado tiene que contar con sus recursos, lo que la administración da es una ayuda.

P. Para terminar. En los últimos días se ha hablado de represalias contra ciertos actores.

R. No tengo nada que ver con eso. Jamás, que yo sepa, ha habido listas negras. Para empezar porque yo no elijo a los actores, es cada director el que elige a su elenco. Si hubiera sido así no habría teatro en esta ciudad [risas]. Además, muchos de los actores de esa obra están en nuestras producciones. Están programados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de julio de 2010