17 altos directivos de FGV cobran tanto como el Gobierno de España

Los socialistas califican de "pozo sin fondo" a la empresa pública de transporte

La empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) tiene 17 altos directivos, tantos como ministros el Gobierno de España. En 2009, implicaban un coste total de 1.119.560 euros. Una cantidad similar a la que cobra todo el Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero, incluyendo al presidente (1.264.391 euros). Así lo revelaron ayer en las Cortes Valencianas los diputados socialistas Cristina Moreno y Francesc Signes. Moreno anunció que, en un período que exige austeridad, su grupo tiene intención de detallar todos "los agujeros negros" en la gestión del Consell y Signes explicó que FGV es "un pozo sin fondo".

El diputado socialista cifró en 70 los directivos con que cuenta FGV además de los 17 altos directivos mencionados, para una plantilla que no alcanza los 2.000 empleados. Desde septiembre de 2003, cuando entró como gerente de la empresa Marisa Gracia, hasta julio de 2009 hubo un aumento de 53 puestos directivos contratados a dedo (43 en Valencia y 11 en Alicante). Según Signes, empresas públicas del transporte tienen menos altos cargos. Así, el Metro de Madrid dispone de 18 altos directivos para una plantilla de 7.000 trabajadores; Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, de 13 para 1.700 empleados; Adif, de 10 para cerca de 15.000 empleados, y Renfe, de ocho para otros cerca de 15.000 trabajadores.

Dado que la deuda de FGV alcanzará los 1.129 millones este año y que los impagos, como ha destacado la Sindicatura de Comptes, caracterizan a la empresa, Signes calificó de "indecente" mantener esos cargos y sueldos.

El diputado del PP José Marí Olano, en un comunicado, acusó a los socialistas de un "uso ambiguo del término alto directivo" y dijo que los sueldos están regulados por convenio colectivo.

Expedientes de la Ciudad de las Artes

Copia completa del expediente inicial de adjudicación y del expediente de construcción, copia completa de cada uno de los proyectos de modificación y /o ampliación del proyecto inicial de obras, y de cada uno de ellos, copia de la propuesta motivada del director de obra y copias de su aprobación y autorización, así como una copia del expediente de recepción de obra. El portavoz socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, solicitó formalmente ayer todos esos documentos a la Consejería de Economía y Hacienda, en relación con edificios como el Palau de les Arts, L'Àgora, L'Hemisfèric, el Museo Príncipe Felipe y L'Oceanogràfic, así como el Pont de L'Assut de l'Or o las obras de bombeo del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, cuyos sobrecostes astronómicos, de más de 600 millones de euros, denunció Luna en la sesión de control al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, la semana pasada.

El diputado socialista, a quien Camps amenazó con llevar sus afirmaciones a los servicios jurídicos de la Generalitat y contra quien el PP estudia una querella, preguntó "cuántos Gürtel caben en 600 millones de euros".

Luna preguntará a Camps esta semana por qué se impide a la oposición acceder a algunos expedientes si no esconden irregularidades. Mientras tanto, la diputada de Compromís Mònica Oltra ha pedido explicaciones por escrito sobre "la utilización partidista de los servicios jurídicos de la Generalitat", en referencia a la advertencia de Camps la pasada semana al portavoz socialista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS