Ajedrez

Truco de genio

Shájmati URSS, 1946

Siempre es oportuno recordar al genial Kasparián (1910-1995). La ventaja blanca choca con dos problemas. Si la torre sale de su encierro, con Ta7 por ejemplo, las negras replican Tg5 y obligan a volver a h7. Bien, se dirá el lector, pero podemos acercar al rey mientras la torre negra espera entre g3 y h3. Es verdad, pero sigue habiendo un problema serio: cuando juguemos Rg2, la torre se irá a a3, y si entonces sacamos nuestra torre, a b7, seguiría Ta5, y contra h6 habría un jaque salvador en g5, ganando el peón de g6. Es decir, todo indica que las blancas no pueden ganar con su torre restringida y el rey horizontalmente cortado. Pero es entonces cuando la varita mágica de Kasparián nos asombra con una idea finísima: 1 Ra2!! (por extraño que parezca, ésta es la única jugada ganadora; la idea es perder un tiempo para que la torre negra se marche cuando el rey negro llegue a f2, y no a g2, de modo que ya no habrá un jaque salvador en g5; no vale 1 Rb2? Th3! 2 Rc2 Tg3 3 Rd2 Th3 4 Re2 Tg3 5 Rf2 Th3 6 Rg2 Ta3 7 Tb7 Ta5 8 h6 Tg5+, tablas; tampoco sirve intentar perder ese tiempo caminando por la primera fila, en lugar de la segunda, con 1 Rb1, porque las negras replican con la muy precisa 1 ..Tb3+!! -las demás pierden- 2 Rc2 Tg3, y tablas, porque la torre blanca se marchará con el rey en g2, y tendrá el jaque en g5; y, como ya hemos dicho, no basta 1 Ta7 por 1 ..Tg5) 1 ..Th3 (no hay otro plan mejor: 1 ..Td3 2 Tb7 Th3 3 Tb5 Rg7 4 Tg5, ganando) 2 Rb2 Tg3 3 Rc2 Th3 4 Rd2 Tg3 5 Re2 Th3 6 Rf2 Ta3 7 Tb7 Ta5 8 h6, ganando. Correspondencia: ajedrez@elpais.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 29 de mayo de 2010.

Se adhiere a los criterios de