Desmantelada una red de explotación sexual que utilizaba ritos de vudú

Los 19 presuntos proxenetas atemorizaban a sus 54 víctimas en Almería

La policía ha desarticulado en Almería una organización de trata de mujeres para su explotación sexual. La operación, desarrollada esta semana en la capital y en Roquetas de Mar, permitió detener a 19 presuntos proxenetas, en su mayoría de nacionalidad nigeriana.

Hasta 54 víctimas de la red fueron también arrestadas por los agentes por infracción a la Ley de Extranjería, al carecer de permisos de trabajo o residencia en España, según fuentes de la investigación, en la que intervino la Unidad Central contra Redes de Inmigración y la Brigada de Extranjería y Documentación.

Estas mujeres ahora detenidas, naturales de Nigeria, Senegal y Mauritania, entre otros países del continente africano, eran explotadas por los miembros del grupo organizado que, para su propio lucro, las forzaba a mantener relaciones sexuales.

Éstas se producían por lo general en cortijadas del Poniente almeriense, buena parte de ellas ubicadas entre los invernaderos que proliferan en parajes como Cortijos de Marín, donde, según testigos consultados, se desarrolló parte de la redada.

Las víctimas del grupo eran coaccionadas para someterse a las exigencias de sus explotadores que, incluso, las atemorizaban con ritos de vudú, muy extendidos en países como Nigeria, para doblegar así su voluntad. Algunas de ellas eran reclutadas ya en Almería, mientras que otras eran captadas en sus propios países por miembros de la red que las impulsaban a emigrar para, luego, someterlas por la supuesta deuda contraída durante el viaje a España.

Los integrantes de este grupo que operaba desde hacía años en la provincia andaluza más oriental han quedado a disposición de los juzgados de guardia de Almería y Roquetas de Mar, acusados de la presunta comisión de delitos relativos a la prostitución, falsedad documental, asociación ilícita y coacciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Durante esta operación, para la que se activó un amplio dispositivo, se han realizado registros en viviendas de Roquetas de Mar, donde también se han inspeccionado varios locales en los que las mujeres eran forzadas a prostituirse. En estos lugares los investigadores intervinieron, entre otros efectos, numerosos pasaportes falsos y dinero en efectivo, así como documentación y material informático que permitirá seguir ahondando en el modo de actuar de la banda y en la cantidad de mujeres a las que ha explotado, dato que aún no ha trascendido.

De las investigaciones de este caso, que arrancaron en enero, se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción número 6 de Almería, provincia en la que se han desmantelado en lo que va de año tres bandas organizadas dedicadas a la explotación de mujeres extranjeras en clubes de la capital y del Poniente, en los que eran recluidas y forzadas hasta a pagar por el uso de una litera a compartir entre varias víctimas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS