Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Jaime Marco 'El Choni', último ahijado de Manolete

El diestro valenciano muere en Murcia a los 90 años

Nacido en Sagunto (Valencia) en 1920, Jaime Marco El Choni dio sus primeros pasos en el toreo bufo durante la posguerra. Aprendió los rudimentos del mundo del toro en el espectáculo cómico-taurino-musical El Empastre. Este tipo de festejos, casi extinguidos en la actualidad, solían incluir la lidia de un becerro por parte de un aspirante. Así debutó en 1940 en Barcelona. Un año después, se presentó con picadores en la desaparecida plaza barcelonesa de Las Arenas.

Novillero con cierto ambiente, cosechó triunfos en Barcelona, Zaragoza, Valencia. Después de dos años pasó la prueba de fuego, la presentación en Madrid. El 19 de abril de 1943 se vistió de luces en la monumental de Las Ventas con éxito: cortó una oreja.

Su admiración por Manolete le hizo practicar un toreo parecido en su verticalidad y pedirle que le doctorase. Fue el último torero apadrinado por El Monstruo. Tomó la alternativa de manos del ídolo cordobés el 15 de octubre de 1944 en su Valencia natal con astados de Antonio Escudero y Luis Álvarez El Andaluz de testigo. Confirmó en Las Ventas el 6 de mayo de 1945 de manos de Pepe Bienvenida con toros del vizconde de Garcigrande.

El éxito inicial le llevó a torear en México. En ruedos de ambos continentes alternó con las figuras del momento: Domingo Ortega, Luis Gómez El Estudiante, Pepe Luis Vázquez, Luis Miguel Dominguín, Antonio Bienvenida, Antonio Ordóñez, o con los mexicanos Carlos Arruza y Silverio Pérez.

Tras la muerte de Manolete su carrera fue perdiendo fuelle, hasta su retirada en 1958 en Murcia, el mismo lugar donde ha dicho adiós a la vida a los 90 años.

Frecuente aficionado en Las Ventas, la Condomina y el coso de la calle de Játiva, siguió muy de cerca los inicios como becerrista de José Tomás. Las similitudes del diestro de Galapagar con Manolete le convirtieron en partidario acérrimo de José Tomás a la vez que en exigente valedor.

La afición actual, sin haberle visto en activo, guarda al torero en la memoria por la coplilla de su pasodoble: "El barrio de Sagunto / tiene un torero: / se llama Jaime Marco, / Jaime Primero".

Jaime Marco <i>El Choni,</i> en un natural.
Jaime Marco <i>El Choni,</i> en un natural.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS