Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Pilar Jurado, artista polifacética

La soprano, compositora y directora de orquesta actúa en Almería

"Ser muchas personas en un mismo escenario. Es lo que a mí me gusta, lo que me hace diferente". La soprano, compositora y directora de orquesta Pilar Jurado no entiende de límites musicales. Tampoco los toleraría. Tras ganarse un hueco en lo más alto de la música clásica europea a principios de los noventa, esta versátil madrileña que ha mezclado sin complejos la ópera barroca con los ritmos electrónicos para, a continuación, recrearse con las grandes arias de Mozart, Bellini o Stravinski, da ahora un nuevo golpe de timón con el que conjuga sus dos grandes pasiones: la música y el cine.

En primicia en Almería y como antesala del que será su próximo álbum, que prevé editar a finales de 2010, Jurado interpretará este sábado dentro del ciclo Grandes Conciertos de Cajamar las arias de la ópera que sonaron en películas como Una habitación con vistas o Ciudadano Kane. Las grandes composiciones de Puccini, Haendel o Rossini se solaparán en esta propuesta con clásicos musicales de la gran pantalla como Over the rainbow, Moon river o Cinema Paradiso.

Es autora de la primera ópera de una mujer que estrenará el Teatro Real

"La música y el cine, en este orden, son mis grandes pasiones. Unir estas dos artes me parecía algo obligado", explica sobre el proyecto que empezó a moldear a finales del pasado año y en el que, además, combina ópera y jazz. "Me gusta hacer cosas diferentes. Soy una polvorilla", admite. Por ello aúna ahora la música clásica con el jazz en un ejercicio vocal realmente exigente en el que por cerca de dos horas su voz irá saltando sin pausa de un ritmo a otro. "Va a ser muy duro", admite. "Es en esta parte, en la vocal, en la que puedo aportar algo nuevo. De no ser así no tendría sentido el repertorio".

Acompañada sobre el escenario del auditorio Maestro Padilla de la capital por la Orquesta Ciudad de Almería, y por figuras del pop, el rock o el jazz entre las que destacan el guitarrista Tony Carmona o el pianista Horaci Castro, Jurado espera que su nuevo reto cale entre el gran público como ya hiciera su disco PJ proyect, en el que fusionó la música barroca con ritmos electrónicos, bossa nova y jazz.

"Es algo tan especial que no va a dejar indiferente a nadie", presagia sobre la puesta en escena de su nuevo trabajo en Almería, ciudad que está unida pues en ella interpretó su primer papel protagonista en una ópera de José Ruiz cuando tenía 17 años.

Desde entonces, esta madrileña a la que el elogio internacional le llegó junto al compositor Luis de Pablo en 1992, fecha en la que empezó a cosechar galardones, entre ellos el Premio Iberoamericano Reina Sofía de Composición, ha repartido su tiempo entre las creaciones más iconoclastas y la música puramente clásica.

"Siempre me he movido en todos los terrenos. Soy músico, decir música me suena muy raro, y al tener una formación muy amplia mis miras dentro de lo musical son también muy amplias", dice la artista quien, mientras ensaya el repertorio que interpretará en Almería, ultima su próximo concierto con la London Symphony Orchesta y sigue dando forma a su obra La página en blanco, con la que en febrero de 2011 se convertirá en la primera compositora que estrene una ópera en el Teatro Real de Madrid. "Estoy en muchos frentes. Mientras haya energía...", zanja esta soprano, creadora y directora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 2010