Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras del AVE en Loja se reanudan tras descartarse que causaran un vertido

La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Dragados y Tecsa acordó ayer con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) reanudar los trabajos de excavación del túnel de Quejigares en Loja (Granada) que corresponden a la línea de alta velocidad Antequera-Granada. Unos análisis encargados a la empresa especializada Emgrisa constatan que no hay "afección medioambiental" por lo que continúa la ejecución del túnel que tendrá una longitud de 3.343 metros.

Las obras de excavación en el tramo Arroyo de la Viñuela-Quejigares fueron paralizadas a finales del mes de marzo por la UTE después de que se conocieran dos informes, uno de la Delegación de Medio Ambiente y otro del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), que confirmaban la existencia de vertidos químicos en la zona.

Adif niega que la construcción del túnel originara la contaminación

Los análisis realizados entonces -que databan de los meses de diciembre y enero- confirmaban que en las muestras tomadas había más cantidad de la permitida por la legislación de un producto lubricante que se utiliza para evitar que se adhiera el lodo a la cabeza de la máquina tuneladora.

La UTE acordó el cese temporal de los trabajos y encargó a la empresa pública Emgrisa que realizara varios análisis en los vertederos de materiales procedentes de la excavación del túnel. En las muestras, según informó ayer Adif a través de un comunicado, "no se ha localizado afección alguna", por lo que la reanudación de las obras se produce con las "máximas garantías". Se han adoptado nuevas medidas de prevención y un control exhaustivo de todos los parámetros analizables para que, "en ningún caso, pueda producirse un arrastre de materiales desde los vertederos que puedan afectar a cauces y demás áreas protegidas".

La paralización de las obras coincidió con la comunicación a las empresas constructoras de la incoación de un expediente sancionador por falta grave por parte de la Consejería de Medio Ambiente. A través de la Agencia Andaluza del Agua le informó de la resolución que puede acarrear una multa de hasta 30.000 euros por la acumulación de tierras contaminadas en una zona próxima al arroyo de la Viñuela, que provocaron su contaminación.

El expediente obliga a la UTE a retirar las tierras contaminadas y a limpiar la zona de almacenamiento. El producto químico genera una espuma que llegó hasta el río Salado y por la que la piscifactoría Sierra Nevada, que produce caviar, presentó la primera denuncia ante la Guardia Civil en el mes de diciembre. Un juzgado de Loja instruye este caso por el que al menos hay otra denuncia de un ganadero que apunta al vertido como responsable de la muerte de parte de sus animales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de abril de 2010