Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXPOSICIÓN | La semana por delante

Jugar con la ciudad del futuro

Para encontrar soluciones que hagan las ciudades habitables, hay que olvidar lo aprendido. Lo que pomposamente llamamos sostenibilidad puede no ser más que sentido común. Es cuestión de ponerse a pensar y asumir como propias las iniciativas que nos llegan de todo el mundo. Ésta es la sencilla propuesta de la exposición Ciudades habitables, ciudades del futuro que se puede ver en la terraza de La Casa Encendida (Ronda de Valencia, 2).

El planteamiento de la exposición es tan original como esquemático. Nueve modelos de futuro, todos ellos considerados experiencias innovadoras, se exponen junto a una pantalla con la que el visitante dialoga sobre la solidez de sus conocimientos y las propuestas que se pueden aplicar a cada problema. Juego y sentido del humor a dosis iguales. Arranca en el proyecto São Paulo no Logo, donde se cuenta cómo el alcalde Gilberto Kassab propuso en 2006 una ley contra la contaminación visual que invadía toda la ciudad. La eliminación de 15.000 carteles y de la publicidad de taxis, autobuses y escaparates mostró una ciudad absolutamente diferente y mucho más relajante.

En el proyecto Tirana, un ejército de pintores cubrió con colores brillantes y formas provocativas grandes bloques de viviendas. Las movilizaciones ciudadanas en el barrio tokiota de Shimokitazawa contra la construcción de una carretera perimetral que dividiría el barrio en dos es otra de las propuestas.

La contaminación automovilística protagoniza dos proyectos. Car 2.0 propone coches eléctricos ligeros apilables y que puedan ser construidos de manera masiva y barata. El Proyecto Parking invita a introducir jardines en los estacionamientos de vehículos.

Las propuestas siguen y están abiertas. Las ideas surgen con tal fluidez que la exposición va a seguir abierta sin fecha de cierre y dispuesta a recibir sugerencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de abril de 2010