Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV pide amparo a Bono por la falta de respuestas del Gobierno central

El grupo del PNV en el Congreso ha pedido el amparo del presidente de la Cámara, José Bono, ante el retraso del Gobierno central en contestar a preguntas para su respuesta por escrito y a peticiones de información, las más antiguas presentadas en noviembre del año pasado. El plazo de que el Gobierno dispone para contestar a los grupos parlamentarios en esos casos asciende a 30 días. El Ejecutivo central no ha satisfecho tampoco varias peticiones del grupo nacionalista registradas en febrero. En su mayoría se trata de cuestiones sobre Euskadi que afectan al Ministerio de Fomento, presentadas por el portavoz del grupo en esa materia, José Ramón Beloki.

En concreto, el ministerio no ha respondido a una batería de preguntas relacionadas con el proyecto de Variante Sur Ferroviaria a su paso por los municipios vizcaínos de Ortuella y Trapagaran -del que no existe información ocho meses después de aprobada una iniciativa para modificar el trazado-, ni tampoco a un segundo grupo de cuestiones relacionadas con los proyectos de protección contra las inundaciones de la ría de Bilbao.

En este caso, existe, además, un compromiso incumplido de inversión de 900.000 euros, incluido en el acuerdo por el que el PNV votó a los Presupuestos Generales de 2008, según criticaron ayer los peneuvistas. El portavoz del grupo, Josu Erkoreka, interpeló al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en noviembre de 2009 y después el PNV ha presentado hasta cuatro preguntas para su respuesta por escrito, sin obtener satisfacción hasta ahora.

Dificultad de control

El grupo nacionalista pide también al presidente del Congreso amparo ante a la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, a quien requirió datos, informes y documentos que cree precisos "para realizar el seguimiento del proyecto de la Fuente de Espalación de Neutrones". La ministra presentó oficialmente el proyecto el 9 de diciembre pasado en el campus de la UPV en Leioa.

Beloki aseguró recientemente que no ha vuelto a disponer de información añadida a la que la ministra ofreció en julio, tras conocerse que la sede central del proyecto estaría finalmente en Lund (Suecia). "Habiendo sido nosotros los promotores, podría haber mostrado un poquito más de respeto a la hora de mantenernos informados", reivindicó en febrero el diputado.

El PNV recordó al Ejecutivo central que debe "atender los requerimientos de los grupos parlamentarios" y que al no contestar en plazo y forma "hace prácticamente imposible la función parlamentaria de control al Gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de abril de 2010