Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La danza arremete contra la "falta de gestión" de Cultura

Las ayudas escénicas "no atienden a la realidad", critican

Con la escena pendiente de quién dirigirá el Centro Dramático -debería saberse el viernes-, la danza lanzó ayer el comunicado más duro sobre la parálisis del Centro Coreográfico, sin dirección ni proyecto desde la destitución de Natalia Balseiro. Para la Asociación Profesional de Danza Escénica de Galicia (Danesga), que carga contra el director de Industrias Culturais, Juan Carlos Fasero, la posible pérdida de 1,4 millones de euros para la construcción de la sede del CCG en A Coruña -la subvención concedida por el Ministerio de Cultura en 2009 expira el 31 de julio, y las obras no han comenzado- es "una acción más en la falta de capacidad de gestión de Agadic".

Los agravios, para Danesga, se evidencian también en el nuevo formato de subvenciones según tamaño del espectáculo -por número de artistas-, en vez de la anterior división por géneros. "Perjudican a la creación y no atienden a la realidad de Galicia", lamentan. Sin convocatoria pública para la dirección del CCG -la promesa inicial del conselleiro, Roberto Varela, fue zanjar el tema en enero-, la única producción en cartera del Centro Coreográfico es Etheria. A viaxe soñada, de la coreógrafa coruñesa Mercedes Suárez (Druída Danza), pendiente de estreno.

"A la ministra deberían informarla de nuestros asuntos", dice Fasero

Sobre la sede del Centro Coreográfico, que enfrenta al ayuntamiento y a la Consellería, opinó también en A Coruña la ministra de Cultura. Ángeles González-Sinde generó opinión al afirmar que a ella "nadie" le había hablado "jamás" del Centro Coreográfico. La ministra puso en duda que la Xunta tenga realmente interés en construir en A Coruña la sede del CCG, informa Paola Obelleiro. Industrias Culturais adjuntó enseguida los documentos de solicitud de prórroga de la subvención, el 1 de marzo, y la contestación, negativa, del ministerio este lunes, ciñendo cualquier modificación a su aprobación mediante Real Decreto.

La edil coruñesa de Cultura, María Xosé Bravo (BNG), dijo compartir "las dudas" de la ministra, pero instó a González-Sinde a aceptar la petición de prórroga de la Xunta. Si se amplía el plazo, "A Coruña no tendrá que pagar las negligencias del Ejecutivo gallego". El desliz de Sinde lo aprovechó Fasero: "Pienso que en su gabinete deberían informarla de los asuntos de los gallegos". Sobre las ayudas, se remitió al pasado y a un supuesto "consenso" actual. "Con el modelo anterior", según el actual director de Agadic, "era difícil hacer obras de gran formato".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de abril de 2010