El Tribunal de Cuentas avaló las minutas por las que Del Nido será juzgado

El Tribunal de Cuentas avaló en diversos autos y sentencias varias de las minutas que el abogado y presidente del Sevilla F. C., José María del Nido, giró al Ayuntamiento de Marbella por su labor de asesoría a los ex alcaldes Jesús Gil y Julián Muñoz durante la investigación que el propio Tribunal de Cuentas realizó a las arcas marbellíes entre 1999 y 2003. Del Nido será juzgado a partir del próximo martes en la Audiencia Provincial de Málaga por haberse, supuestamente, compinchado con los ex regidores y otros responsables municipales, como el ex asesor urbanístico Juan Antonio Roca, para enriquecerse a costa del erario público con estas minutas, cuyo importe asciende a 6,7 millones de euros. El fiscal anticorrupción, que acusa al letrado de crear una "maquinación defraudatoria", pide para él 12 años y medio de prisión y 20 años de inhabilitación para ejercer la abogacía.

El Tribunal de Cuentas, máximo órgano fiscalizador del Estado, considera que desde el estricto punto de vista contable no existe irregularidad alguna en estas minutas, ya que, según el tribunal, corresponden a un servicio efectivamente prestado por Del Nido. Por esta razón, el Tribunal, que no entra a valorar si el importe de las minutas fue excesivo o no, considera que con ellas no se produjo un quebranto a las arcas municipales. No obstante, este organismo deja la puerta abierta a que las irregularidades de que se acusa a Del Nido y a los entonces responsables municipales -entre otras contratar al letrado verbalmente o que éste actuara en causas en las que no tenía competencia- puedan ser dirimidas en otra jurisdicción, en este caso la penal.

En los 10 autos y sentencias, muchos de ellos con argumentos calcados, los magistrados juzgadores del Tribunal de Cuentas hacen referencia a minutas que Del Nido cobró por su labor de asesoría durante la época en que el órgano fiscalizador examinó las arcas marbellíes. Según el fiscal, el letrado se dedicó a torpedear la labor del Tribunal de Cuentas.El Tribunal de Cuentas afirma en una de sus sentencias que "los defectos en el modo de contratación no suponen por sí solos lesión o menoscabo a los fondos públicos", informa Efe. También considera que no se ha producido un daño "real y efectivo" a las arcas municipales.

El presidente sevillista, según el fiscal, percibió 348.000 euros por redactar unas alegaciones al informe del Tribunal de Cuentas sobre la caótica situación de las arcas marbellíes -eran los años del caso Saqueo-. El documento tenía 758 folios, pero el letrado se limitó a ordenar documentos que redactaron el secretario, el interventor y el tesorero municipales. Además, el Ayuntamiento firmó con Del Nido un "contrato de arrendamientos de servicios", sin publicidad ni control presupuestario, en el que se asignaba al letrado un sueldo mensual de 48.080 euros.

Los trabajos cobrados al Ayuntamiento de Marbella, según el fiscal de forma ilegal y con un mero contrato verbal no válido, supusieron el 70% de la facturación del letrado sevillano, que conoció a Jesús Gil, además de por los negocios futbolísticos, por llevar su defensa en el llamado caso Camisetas. Según el fiscal, en su labor de asesoría ante la fiscalización del Tribunal de Cuentas a Marbella, Del Nido, pese a cobrar del Consistorio, "aceptó servir a la persona del fallecido Gil por encima de los intereses municipales".

El abogado está acusado de asociación ilícita, prevaricación administrativa, fraude en concurso ideal con malversación de caudales públicos, falsedad documental, delitos societarios, malversación de uso de bienes muebles e inmuebles, deslealtad profesional y falsedad documental.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS