La Comisión Cívica acusa a Castedo de censurar la memoria histórica

Advierte de una "maniobra" para ocultar la autoría del bombardeo al mercado

"Las bombas no cayeron del cielo, sino que fueron lanzadas por una escuadrilla de aviones con nombre propio. Cualquier intento por ocultar este hecho es censurar la memoria histórica y la libertad de expresión". La reflexión la realizó ayer Elena Albajar Molera, coautora del monumento para homenajear a las víctimas del bombardeo del mercado central de Alicante, ocurrido el 25 de abril de 1938. El episodio bélico, que costó la vida a cerca de 400 vecinos, fue obra de una escuadrilla de la aviación fascista italiana.

La negativa de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, del PP, a incluir el término fascista en la leyenda del memorial ha desencadenado la crítica de la autora del proyecto y de los impulsores del mismo, la Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica. La entidad, que aglutina a colectivos, partidos de izquierda y sindicatos, acusa a la regidora de "censurar la memoria histórica y la libertad de expresión".

"Las bombas no cayeron del cielo, sino lanzadas por aviones fascistas"

"Quieren [el PP] deformar la realidad al proponer una redacción en la que se ignoran deliberadamente las causas y los causantes de tales muertes y la historia nos dice que las más de 300 víctimas del bombardeo no fallecieron por causas naturales, sino que fueron asesinadas por las bombas arrojadas desde aviones del Ejército fascista de Mussolini, integrado en el Ejército de Franco", recoge una nota de la Comisión.

La artista ha diseñado el memorial de acuerdo con las bases del concurso convocado por la Comisión Cívica. El monumento incluye una leyenda con una explícita alusión a la autoría del bombardeo. "Así estaba recogido en las bases del concurso y así se lo comunicamos a Sonia Castedo en la primera y única entrevista que tuvimos con ella para presentarle el proyecto", señaló Albajar. "En esa reunión, la alcaldesa ya mostró su discrepancia, pero el tema se dejó sobre la mesa en aras de un posible consenso", añadió. La autora del memorial advirtió de la "ilegalidad de cualquier alteración del monumento y de las consecuencias que puede acarrear la utilización parcial o contraria al mismo en caso de no respetarse el derecho a la propiedad intelectual".

Fuentes del equipo de gobierno del PP señalaron ayer que Castedo se mantiene fiel a su postura inicial: "Es decir, eliminar toda referencia ideológica, de izquierdas o derechas, en cualquier proyecto en homenaje a las víctimas del mercado central".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Comisión Cívica denunció, además, que éste no es el primer boicoteo de Castedo a sus proyectos: "Ha pasado lo mismo con los que queremos poner en memoria de los republicanos fusilados en el campo de los Almendros o en el cementerio".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS