Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SANIDAD

La salud pasa por la electrónica

La eficacia de los servicios públicos sanitarios aumenta con la aplicación de la tecnología, desde la información hospitalaria al diagnóstico

Cirugía a distancia, ojo clínico con forma de robot, control de la medicación por SMS, diagnósticos con máquinas... La necesidad de mejorar servicios y ahorrar costes entre una población cada vez más vieja hace imprescindible el aprovechamiento de la tecnología en los hospitales.

Mientras Europa construye un sistema único de salud electrónica y en España se unifican los sistemas de información de las 17 comunidades autónomas, la salud electrónica mueve ya unos 16.000 millones de euros anuales, según Zoran Stancic, director general de Investigación de la Comisión Europea (CE).

La CE lleva 20 años impulsando la salud electrónica, que permitirá mejores y más eficaces servicios sanitarios. Durante el congreso eHealth Week, celebrado en Barcelona, la empresa española Alma IT Systems presentó un ambicioso proyecto que desarrolla con el Hospital Clínic de Barcelona y la Universidad Politécnica de Cataluña de crear un sistema de visión estereoscópica del cerebro humano, y que servirá de planificador para el ámbito de la neurocirugía.

MÁS INFORMACIÓN

Se basa en su software Alma 3D, del que ha vendido 2.000 licencias, que permite al neurólogo ver con gran realismo las imágenes cerebrales y determinar el alcance de una patología, según explica Jordi López, de Alma. El sistema estereoscópico se podría extender a otras especialidades médicas. Esta empresa también trabaja con el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y la Universidad de Zaragoza en un sistema de simulación para la implantación de prótesis de tráqueas.

En el congreso eHealth, la compañía CSC mostró el sistema C-View Emergency para la coordinación de los servicios de urgencias. A partir del verano, su proyecto piloto en Dinamarca incluirá a las ambulancias, de forma que desde el servicio de urgencias podrán gestionar los pacientes, conocer su situación médica, la hora de llegada prevista al hospital, asignar el especialista y, en definitiva, gestionar todo el servicio desde grandes pantallas táctiles con información de los boxes, pacientes y médicos, datos que automáticamente se vuelcan en el sistema central.

Indra es la única empresa española que participa en la mesa industrial del proyecto para la interconexión de los sistemas sanitarios europeos, el proyecto epSOS.

Indra desarrolla Tratamiento 2.0, que analiza la telegestión de tratamientos médicos inteligentes. Con un presupuesto de ocho millones de euros, la mitad financiados por el Plan Avanza I+D del Ministerio de Industria, el equipo de expertos, entre los que se incluye el Hospital General Universitario de Valencia y otras instituciones, ya trabaja en el plan piloto dirigido a pacientes con diabetes. Estará operativo a mediados de 2010, según Felipe López-Cano, jefe del proyecto.

La idea es extender el sistema a otras patologías, como la hipertensión arterial y las enfermedades pulmonares obstructivas. Esta plataforma tecnológica permitirá adaptarse a los equipos de que disponga el paciente, bien sea un televisor o un ordenador, de forma que permita al médico el seguimiento del tratamiento y la evolución del enfermo; la monitorización de los datos en glucómetros, tensiómetros o podómetros, y también juegos educativos para la consola Wii.

Para facilitar la introducción de información médica a través de la voz, Nuance desarrolla su software de reconocimiento del habla, con un vocabulario médico ampliado a más de 130.000 términos y unos algoritmos de aprendizaje mejorados que permiten aumentar significativamente la productividad del personal sanitario.

Prevenir la ceguera

Coincidiendo con el congreso eHealth Week, el hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona presentó los resultados de un proyecto piloto de telemedicina para prevenir la ceguera en bebés prematuros o que han nacido con un peso de menos de 1.500 gramos, ya que presentan un alto riesgo de sufrir una retinopatía grave.

El hospital ha puesto en funcionamiento una red de telemedicina en Cataluña, pionera en España. En los últimos dos años, la ha probado con otros cinco hospitales catalanes y ha conseguido reducir el índice de ceguera en el 93% de los recién nacidos con retinopatías muy graves, adelantando el diagnóstico de la enfermedad y realizando una intervención por láser.

Tras captar imágenes del fondo del ojo de la criatura, se las transmitían al oftalmólogo especializado en este tipo de patologías para un análisis pormenorizado de la imagen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 2010