La estrella de Hopper sigue brillando

El actor, gravemente enfermo, aparece en su homenaje en Hollywood

Contra todo pronóstico, Dennis Hopper hizo ayer una aparición estelar en el Hollywood Walk of Fame, donde, pese a su frágil estado de salud, aspiraba a brillar con luz propia. El protagonista de Easy rider acudió a la inauguración de la estrella que desde ayer lleva su nombre, una de las 20 que cada año se añaden a este paseo que ya cuenta con 2.403. La de Hopper es más que merecida, como señaló Viggo Mortensen, actor y amigo encargado de presentar a este grandísimo actor, director, pintor y fotógrafo que, pese a su lucha contra un cáncer de próstata, acudió con una gran sonrisa a una ceremonia en la que fue ovacionado por fans, periodistas y compañeros como Jack Nicholson y David Lynch. "Vosotros me disteis una vida que jamás hubiera podido tener siendo un chaval de Dodge City, Kansas", dijo a los presentes con voz débil y un mermado aspecto fruto de las fuertes dosis de quimioterapia.

Dennis Hopper ha sobrevivido a más de un infierno. No sólo a aquellos vividos en la ficción, en películas como Apocalypse now, sino a pesadillas reales como su adicción a la cocaína, sus brotes psicóticos y sus décadas de alcoholismo. Pero el cáncer de próstata que le fue diagnosticado el pasado octubre está haciendo estragos en este actor de 73 años cuyo estado de salud es tal que su abogado asegura que no podrá presentarse en el Tribunal Supremo de Los Ángeles para discutir su divorcio. Hopper rompió con su cuarta esposa, Victoria Duffy, el pasado enero, tras 14 años de matrimonio, alegando que quería pasar sus últimos días en compañía de sus hijos y amigos cercanos. Ella le acusa de querer divorciarse para dejarla fuera de una herencia a repartir entre su numerosa prole: los cuatro hijos de tres de sus matrimonios, que incluyen a la hija de ambos, Galen Grier Hopper, de seis años. El actor niega la acusación pero ha dejado la disputa en manos de los tribunales. De momento, el juez que lleva el caso ha dictado orden de alejamiento de cuatro metros entre ellos hasta que el áspero conflicto se resuelva. En principio, hay una vista prevista para el 5 de abril en la que Hopper debería responder a las preguntas del abogado de su esposa pero según ha dicho su defensor, el actor, que apenas pesa ya 50 kilos, está demasiado débil para un interrogatorio. No obstante, el médico le había aconsejado acudir al estreno de su estrella.

Dennis Hopper, ayer en Hollywood.
Dennis Hopper, ayer en Hollywood.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS