breakingviews.com | LEHMAN / E&Y | Laboratorio de ideas

El gafe de los balances

La búsqueda de explicaciones para la quiebra de Lehman Brothers ha añadido una tardía entrada al glosario de la crisis crediticia: "Repo 105". Esta técnica contable ayudó a reducir el asfixiante apalancamiento aparente del banco durante la crisis. La revelación del papel que desempeñó Ernst & Young en la desaparición de Lehman, le plantea unas difíciles cuestiones al antiguo auditor del banco, y posiblemente también a otros bancos y otras empresas de contabilidad.

Una investigación ordenada por un tribunal estadounidense de la quiebra de Lehman daba a entender que E&Y adoptó un punto de vista demasiado indulgente respecto a la gestión del balance general de su cliente. El investigador cree que la empresa debería haber cuestionado el uso por parte de Lehman del complejo pacto de recompra Repo 105. La estructura le permitió excluir eficazmente del balance 50.000 millones de dólares en activos y en deudas, reduciendo así el apalancamiento declarado en un momento crítico.

Más información

E&Y debe defenderse frente a la acusación de que debería haber forzado la publicación completa de la información relativa a las transacciones. Lehman indicó en sus declaraciones trimestrales de 2008 que los pactos de recompra se estructuraron bajo la forma de préstamos en el balance general. Provistos de esa información, los inversores habrían dado por hecho -erróneamente- que todos los pactos de recompra de la empresa se reflejaban en su balance general publicado.

La estructura del Repo 105 no es nada común. A pesar de ello, la respuesta inicial de E&Y ante el informe ha sido decepcionantemente sucinta. La empresa de asesoría afirma que las últimas cuentas auditadas de 2007 se encontraban en consonancia con los principios de contabilidad generalmente aceptados en Estados Unidos. Pero esto realmente no tiene nada que ver con la sugerencia de que E&Y no se aseguró que se divulgara la información completa en los meses siguientes.

Sólo era cuestión de tiempo que la atención pública se centrara en el papel de E&Y como auditor de Lehman. Lo sorprendente es quizás que las autoridades no intervinieran antes. Eso se ha podido deber en gran medida a la dificultad de desentramar las finanzas de Lehman; se ha necesitado un año para finalizar la investigación estadounidense. Pero los inversores que luchan por recuperar los activos de la rama europea del banco se quejan desde hace tiempo de que los contables deberían haberse asegurado de que Lehman estaba segregando correctamente los bienes de los clientes de los de la empresa.

El sector no ha hecho más que empezar a digerir lo que significa Repo 105. Los primeros indicios muestran que la técnica sólo se podía aplicar con las normas de contabilidad estadounidenses y que no era una característica de los números de los bancos europeos. Tampoco queda claro si otros bancos estadounidenses emplearon dicha técnica. En cualquier caso, E&Y deberá explicar mejor la razón por la que actuó de esa manera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de marzo de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50