Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierval sostiene que el trasvase del Ebro generaría 514.135 empleos

La patronal autonómica paga un informe para la fundación Agua y Progreso

La sede de Cierval acogió ayer un acto reivindicativo del trasvase del Ebro protagonizado por la fundación pública de la Generalitat Agua y Progreso en el que Rafael Ferrando, presidente de la patronal autonómica, asumió un informe que sostiene que la ejecución del trasvase del Ebro y su puesta en servicio "generaría 514.135 puestos de trabajo en todo su ámbito de cobertura, que comprende la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, Cataluña y la provincia de Almería, en Andalucía".

El autor del trabajo, Joaquín Melgarejo, director de proyectos del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca), entregó a los responsables de Agua y Progreso el informe subvencionado por Cierval, y precisó que "de estos puestos de trabajo, el 83,4% habrían sido estables y el resto temporales".

"Cada puesto de trabajo industrial precisa 1.270 metros cúbicos"

José Alberto Comos, director de la Fundación Agua y Progreso, cifró en 25.000 euros el coste del trabajo que la entidad pública solicitó al Ineca.

Cierval, por su parte, firmó un convenio con Agua y Progreso en noviembre pasado para encomendar el informe. La patronal autonómica evitó precisar la cuantía de su aportación.

Juan Cotino, vicepresidente tercero del Consell y consejero de Agua y Medio Ambiente, se sumó a la presentación del informe desde su calidad de patrono de Agua y Progreso.

Ferrando ejerció como anfitrión. "Los empresarios no sólo debemos reivindicar ante las administraciones sino ofrecer estudios serios y detallados que soporten nuestras demandas".

Después de "tres meses y medio de trabajo", Melgarejo presentó las líneas generales de Análisis económico del trasvase del Ebro, como instrumento generador de empleo duradero y sostenible. El responsable de proyectos de Ineca apeló a estadísticas del INE y a las previsiones de usos del agua de la empresa pública Trasagua, que tenía encomendada la ejecución del trasvase con un presupuesto de 3.946 millones de euros y un plazo de obras de siete años.

La construcción de la infraestructura habría requerido 85.092 empleos cada uno de los siete años de duración de las obras. El empleo agrario habría crecido un 50% entre Castellón y Almería porque habría sido necesario contratar a 83.349 trabajadores. Finalmente, los 142 hectómetros cúbicos de agua destinados a los sectores industrial y de servicios habrían generado 345.604 puestos de trabajo, el 59% en la industria, el 40,5% en el sector servicios. Y el medio punto restante, en el sector del agua. Melgarejo llegó a precisar que "cada puesto de trabajo en el sector industrial precisa de 1.270 metros cúbicos de agua".

Los datos adaptados a la Comunidad Valenciana, en una hoja aparte, resultaron más redondos. 60.000 empleos para las obras, 29.580 en el sector agrícola y 144.000 en la industria.

Ferrando aseguró que trasladará el informe a "los centros de decisión" y sugirió que sería bueno entregarlo a los gobiernos de Cataluña, Murcia y Andalucía.

Cotino se comprometió a dárselo al Gobierno, a los grupos parlamentarios en el Congreso y añadió que "es buena idea trasladarlo a Cataluña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de marzo de 2010