Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaraba admite que conoció el acoso de Sanz antes de la denuncia judicial

El director general estudiará el cese definitivo del ex secretario general

A José López Jaraba, director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) le recibió ayer una representación sindical de CC OO y de Intersindical Valenciana a las puertas de la sede del consejo de administración, que celebró sesión plenaria. Y en su comparecencia ante el órgano colegiado, según explicaron varios de los consejeros asistentes, el director general admitió que supo del supuesto acoso sexual, vejaciones sexuales, amenazas y obscenidades de Vicente Sanz, ex secretario general del ente, días antes de que las víctimas que han denunciado, tres periodistas, acudieran a los tribunales. Lo supo el viernes 12 de febrero. Convocó una reunión para el lunes siguiente. Contactó telefónicamente con el entorno de las víctimas, propuso que se acogieran a una baja y el viernes 19 de febrero supo por los abogados que, definitivamente, la denuncia se presentaba. Habló con Sanz. Y que éste lo negó todo. Dijo haber actuado de acuerdo con los tiempos, con papeles en la mano, con cuidado para las víctimas y respeto a la cadena.

Intersindical propone un cauce para que otras víctimas confiesen

Pero la oposición no se conformó y exigió al director general el cese definitivo, frente al "temporal" dictado por Jaraba. Miguel Mazón, consejero a propuesta socialista, expuso al director general que "resulta inaudito e inaceptable que decida un cese temporal a una persona, su brazo derecho, que ha vulnerado derechos especialmente protegidos, víctimas especialmente protegidas. El ente público no se merece estar en el ojo de huracán por la tibieza de una decisión que a todas luces es insuficiente". La oposición, a propuesta del consejero de Esquerra Unida, defendió que una cosa es la retirada de la confianza, que debería suponer la destitución sin paliativos, y otra la cuestión estrictamente laboral, ante la que procedería, como explicó la consejera a propuesta socialista Dolors López, un expediente por acoso sexual con agravante de superioridad jerárquica, como recoge el convenio colectivo en su artículo 80. Jaraba se mostró receptivo pero, tal como expusieron los consejeros a propuesta del PP, encomendó su decisión a un informe jurídico y un debate en el seno de un consejo de administración extraordinario que se celebrará mañana viernes. La oposición, como los sindicatos, va aún más lejos: quiere conocer quién o quiénes sabían lo que estaba ocurriendo, dado que las víctimas, en la denuncia, relatan que en varias ocasiones acudieron en busca de ayuda y no obtuvieron respuesta.

Para los sindicatos no fueron suficientes, por tanto, las explicaciones de Jaraba. CC OO, según declaró su delegado Nacho Ángel, exige "que se investiguen los hechos en su total dimensión y que se depuren todas las responsabilidades". Según Ángel, "la política laboral de Canal 9 se ha ejercido con la connivencia del PP, del Consell, y por tanto, apunta directamente al presidente Francisco Camps". Y agregó: "El director general también es responsable de lo ocurrido en tanto lo supo y no actuó".

La Intersindical aprovechó la concentración ante la sede del consejo de administración para exigir al presidente del órgano colegiado, Emilio Fernández, que "impulse una investigación a fondo de los hechos ocurridos, que se depuren responsabilidades y que se adopten iniciativas para esclarecer si hay más casos de trabajadoras acosadas". En esa línea, Intersindical hizo entrega a los miembros del consejo de administración, y también al propio Jaraba, de una propuesta de protocolo de urgencia contra el acoso sexual en RTVV. En esencia, ese documento de trabajo propone la apertura de un canal de comunicación para el personal que quiera informar sobre prácticas de acoso sexual. "La empresa manejará esta información con criterios de seriedad, rapidez, confidencialidad y protección de la persona denunciante", recoge el documento. Ello obligaría a la empresa, según el borrador, a poner en conocimiento de la justicia los hechos que conociese y pudieran ser delictivos.

La denuncia presentada por las tres periodistas, en la que aseguran no ser las únicas víctimas de acoso sexual por parte de Vicente Sanz, ha acelerado la creación de una plataforma cívica en la red social Facebook por una concentración masiva que defienda un nuevo modelo de televisión pública valenciana. Alfons Puncel, portavoz de la plataforma cívica por la transparencia y la pluralidad en Canal 9, explicó ayer que la cita será el próximo 17 de abril. "Nuestro objetivo es sumar al comité de empresa y a intelectuales en defensa de una televisión pública de calidad, plural y transparente". En las tres semanas que la propuesta lleva circulando en la red social, son más de 5.000 los usuarios que se han adherido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de marzo de 2010