Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Dick Francis, jinete y escritor británico

Decidió escribir tras caer su caballo en el Grand National

Dick Francis, fallecido el 14 de febrero en su casa de las islas Caimán, a los 89 años, le debe su dilatada carrera literaria a un fracaso hípico. En 1956 era uno de los mejores jinetes de Reino Unido y, aquel día, su caballo Devon Loch galopaba a gran distancia de sus perseguidores en el trepidante Grand National, el momento cumbre de la temporada de carreras de caballos en el país. Jinete y montura estaban apenas a 50 metros de la victoria cuando, de repente, Devon Loch cayó sobre su propia panza. El jinete intentó hacerle levantar, pero el caballo cayó de nuevo. Aquello no era sólo una derrota en el Grand National: iba a ser la primera vez que un caballo propiedad de la familia real, concretamente de la Reina Madre, se disponía a ganar esa mítica carrera. La Reina Madre murió a los 101 años, en 2002, pero nunca ganó el Grand National.

Ha vendido más de 60 millones de ejemplares de sus 42 novelas

Años después, el jinete declaró que la única explicación que se le ocurría del inesperado gesto de Devon Loch era que el público rugía de tal manera al ver que por fin la Reina Madre iba a ganar el Grand National, que se creó una barrera de sonido que le desestabilizó. Pero sus perseguidores no se vieron afectados por la excitación del público.

Francis se retiró de las carreras al año siguiente y se dedicó al periodismo, como comentarista de carreras de caballos del periódico Sunday Express. Su fracaso en el Grand National le impulsó a escribir su autobiografía. Y tras el éxito de aquel primer libro, le convencieron para que iniciara una carrera como novelista que le ha llevado a publicar 42 títulos. Todos ellos, claro está, ambientados en el mundo de las carreras. Todos llenos de jinetes tramposos y apostadores malvados, pero también de héroes, sobre todo de jinetes de saltos de caballos, su especialidad cuando estaba en activo. Pero nada de sexo. Quizás porque, como se supo en 1999, la esposa del autor solía echarle una manita a la hora de escribir las novelas.

Nacido en Tenby (Gales) en 1920, donde su padre dirigía una cuadra de caballos, Dick Francis empezó a montar siendo muy joven y se hizo jinete profesional en 1948, después de servir como piloto de la RAF, las fuerzas aéreas británicas, durante la II Guerra Mundial, y montar durante unos años como aficionado. En 1953 fue campeón del National Hunt y a lo largo de su carrera obtuvo más de 300 victorias, aunque nunca logró el Grand National.

Como autor de novelas ha vendido más de 60 millones de ejemplares, traducidos a 20 lenguas. La primera fue Dead Cert, publicada en 1962. Desde entonces alumbró una casi cada año, siempre escritas en primera persona. Forfeit, publicada en 1968, ganó el Premio Edgar Allan Poe. Whip Hand (1979) obtuvo el Golden Dagger Award de la Asociación de Escritores de Crímenes. Y la serie de televisión The Racing Game se basaba en otra de sus novelas, Odds Against.

En 1986, Francis se mudó desde su casa de Berkshire a Florida (Estados Unidos) porque su mujer padecía asma. Luego se trasladó a las islas Caimán, pero cada año viajaba al Reino Unido para no perderse el Grand National.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de febrero de 2010