Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:21ª jornada de Liga

Pellegrini se enreda en el medio campo

El técnico debe resolver si el Madrid apuesta por el toque con Guti y Granero o por el doble pivote

Manuel Pellegrini, el técnico del Madrid, es un excelente portavoz de sí mismo. Ejerce a la perfección el papel del tecnócrata que prefiere el anonimato. Trabaja en la institución más popular de España pero da la sensación de que le gustaría que el público no note su presencia, ni escuche su voz. Se reserva los mensajes para el vestuario. A este paso, los aficionados nunca sabrán por su boca realmente lo que quiere del equipo. Ayer le preguntaron qué esperaba de su centro del campo. Asunto capital, pues de la formación de esa línea se deriva el estilo de juego. Los periodistas quisieron que dijese si jugaría hoy ante el Espanyol (22.00, La Sexta y autonómicas) con doble pivote, con Xabi y Lass -dos mediocentros que a veces se superponen-, o volverá a alinear a Granero por la derecha y a Guti por la izquierda, como hizo ante el Depor. Pellegrini eludió la respuesta, como si le molestase hablar en público de su oficio. "Yo no hago análisis", musitó, temeroso de que alguien pudiese adivinar lo que piensa.

"Es un contrasentido, pero en el Bernabéu somos más destructivos"

El Barcelona resolvió esta cuestión hace 20 años. El Madrid lleva el mismo tiempo alimentando el debate. ¿Mediocentro único o doble pivote? Aún no lo ha resuelto. Pellegrini busca y dice lo menos posible: "Tenemos la variante creativa y la variante destructiva". Hoy ante el Espanyol, en el Bernabéu, tendrá una buena oportunidad de aclarar cuál de las dos prefiere.

Hace 17 años, el madridismo debatió sobre si tenían que jugar Redondo con Milla, o Redondo solo. Ahora Pellegrini duda de si poner a Xabi solo, o a Xabi con Lass. Hace 17 años, Ángel Cappa era el segundo entrenador, junto a Jorge Valdano. "Xabi tiene que jugar solo", dictamina Cappa, "conoce perfectamente el recorrido del volante central y en la práctica se ha visto que se superpone con Lass. Lass está para reemplazar a Xabi. En esta función es un excelente jugador. Pero tirado a la derecha no se siente cómodo. De la misma manera que Xabi no estaría cómodo en un costado". Luis Milla, objeto de aquel viejo debate, lo tiene igual de claro: "La cuestión no es táctica. La cuestión es cómo quieres jugar. Yo, como mediocentro, jugando en el Barça o en el Madrid, me encontraba más a gusto solo porque son equipos más dominadores. Depende de la filosofía de cada equipo. Puedes jugar con uno o con dos. Lo importante es tener la idea clara. Y contra el Depor, con un solo mediocentro, el Madrid tuvo más la pelota, la dividió menos, y controló más el partido. Fue capaz de jugar mejor y no ser atacado. Controló el partido porque controló la pelota. Cuanto más ofensivo es el Madrid, menos dificultades defensivas tiene".

El seleccionador, Vicente del Bosque, es más comprensivo con Pellegrini: "Los esquemas dependen de cada situación, de cada partido, y de los jugadores que tienes. Muchas veces se busca la misma solución por distintas vías. El Barça juega con un solo mediocentro, pero cuando pierde el balón, los tres volantes basculan de modo que siempre hay dos por delante de los centrales. En el Madrid jugábamos con Helguera y Makelele en el medio porque teníamos cuatro atacantes y dos laterales que estaban permanentemente arriba, y había que cerrar las bandas de alguna manera. En la primera temporada, a Redondo no le gustaba jugar con una pareja. Pero entonces fichamos a Makelele para que lo acompañase".

Esta temporada, la hinchada sigue esperando una tarde mágica. Los mejores partidos del Madrid han sido fuera. Pellegrini comenzó el año asegurando que a los madridistas les gusta menos el toque que a los culés. Ayer, sorprendentemente, pareció asombrarse ante las consecuencias de su insistencia con Lass y Xabi en casa: "Es un contrasentido, pero hemos sido más creativos fuera del Bernabéu".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010