El doble drama de Natalia y Mario

Salinas pide la vuelta de dos menores en poder del padre tras morir la madre

Natalia y Mario, dos menores de 11 y 13 años, respectivamente, vecinos de Salinas han experimentado, pese a su corta edad, un doble drama vital. Primero fue la separación de sus padres, con orden de alejamiento incluida del progenitor por malos tratos a su mujer. Y el lunes los dos pequeños volvieron a sufrir otro brutal golpe: su madre falleció en un fatídico accidente de tráfico. El padre, tras dos años y medio sin dar señales de vida, reapareció el miércoles, el mismo día del entierro, y se llevó a sus dos hijos a su domicilio, fuera de la localidad natal de los menores "en contra de su voluntad".

"Yo sólo pido que me los dejen en acogida, que no se les aparte de su entorno, de su colegio de sus amigos para que así, poco a poco, puedan asimilar la muerte de su madre", balbuceó Conchi Sanchís, hermana de la fallecida. La tía de los afectados aclaró que no persigue ni quitarle la tutela a su padre ni negarle que vea a los menores. "Deseo que los críos sigan en su entorno de siempre, con sus abuelos, sus primos, para que poco a poco a puedan asumir la muerte de su madre", enfatizó. Los vecinos de Salinas y familiares de los menores han reaccionado contra la iniciativa de "arrancar" de su entorno a los pequeños.

"Pido que me los dejen en acogida, en su entorno", dice la tía de los chicos

Más información

Ayer, unas 600 personas se concentraron en la plaza mayor de Salinas para exigir al padre devuelva a Natalia y Mario al pueblo, bajo la tutela provisional de una tía. Además de la protesta, los vecinos ya han recabado 3.000 firmas en apoyo de su demanda. "Creemos que es una injusticia que se les haya arrancado de su familia", exclamó el alcalde Isidro Monzón. Los vecinos sospechan que el "interés" del padre, todavía legalmente casado con la fallecida, es puramente económico.

Por otra parte, la Guardia Civil arrestó ayer en Guardamar del Segura una mujer de nacionalidad británica acusada de apuñalar a su compañero, un hombre de 40 años y de la misma nacionalidad. La víctima recibió una cuchillada en el pecho y presentaba, además, una fuerte contusión en la cabeza. El hombre está ingresado en el hospital de Torrevieja. Mientras, la juez acordó el ingreso en prisión de una mujer, de 32 años, que seccionó la yugular a su compañero sentimental, un joven de 26 años, al comunicarle que iba a dejarla. Los hechos ocurrieron el jueves en Elche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de enero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50