La cúpula de los médicos elude fijar su posición sobre la selección embrionaria

El pleno de los presidentes pasa de puntillas sobre el informe del comité ético

El pleno de presidentes del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos debatió ayer el informe aprobado en octubre por su comité deontológico (y publicado en noviembre en el periódico Andalucía Médica) en el que se calificaba la selección de embriones como una técnica "al servicio de la violencia". Pero pese a que el presidente del colegio andaluz, Juan José Sánchez Luque, eludió en su momento opinar sobre el informe a la espera del pronunciamiento del pleno, éste pasó ayer de puntillas sobre el asunto: los presidentes debatieron el tema, pero no se mostraron ni a favor ni en contra del contenido del texto oficialmente.

La conclusión a la que llegó el pleno fue la misma que ya había expresado Sánchez Luque en sus comparecencias públicas posteriores a que se conociera el informe, según admitió ayer el propio presidente del consejo andaluz. "Andalucía Médica es un órgano de expresión abierto a cualquier planteamiento y, más aún, cuando éstos vienen de nuestro comité deontológico. Pero no hay una adhesión formal del colegio sobre aquel texto", señaló ayer Sánchez Luque en conversación telefónica durante un receso del pleno.

El polémico texto tildaba de "gravemente contraria a la ética" la aplicación del diagnóstico genético preimplantatorio, una técnica que se aplica a parejas portadoras de genes transmisores de enfermedades hereditarias para evitar que sus hijos nazcan con estas dolencias. Esta técnica permitió en octubre de 2008 el nacimiento en Sevilla de Javier, el primer bebé español tratado genéticamente para curar a su hermano enfermo.

El texto que criticaba esta técnica fue aprobado el 21 de octubre por la comisión deontológica del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos. Esta comisión, formada por los presidentes de los comités deontológicos provinciales, es un organismo asesor del consejo andaluz, que puede hacer informes por petición del consejo o por iniciativa propia. El de la selección de embriones se englobaba en este segundo tipo, según explicó el consejo andaluz cuando se conoció el texto, pero Sánchez Luque prefirió ayer rebajar la importancia de aquel documento. "Es un posicionamiento del comité deontológico, no un informe", apuntó.

Aunque el pleno se amparara ayer en "la libertad de opinión" de los médicos colegiados, el simple hecho de que los presidentes evitaran pronunciarse de forma oficial sobre el contenido del texto evidencia un interés por desmarcarse de los argumentos del comité deontológico. "Es sólo un documento que se publicó en el periódico del consejo andaluz, como muchos otros que se publican", insistió el presidente.

Andalucía Médica, según acordaron ayer los miembros del pleno, va a seguir abierta a "todas las opiniones" de los médicos colegiados, pese a que la consejera de Salud, María Jesús Montero, afirmó días después de que se conociera el informe que el consejo debería "aclarar por escrito" su contenido "ya que ha sido divulgado en un medio oficial".

Reflexiones del comité deontológico

- "El denominado diagnóstico genético preimplantatorio es un eufemismo bajo el que se esconde una modalidad de control de calidad genética"

- "Un aspecto éticamente

muy negativo de la

producción de los bebés-medicamento es

que, para obtenerlos, ineludiblemente, hay que destruir un elevado

número de vidas humanas de embriones".

- "Nadie habla de los embriones que se desechan y que también están enfermos, ni se hace ningún esfuerzo por curarlos".

- "Sólo quien percibe que el mismo padre del niño enfermo y de su hermano recién nacido es el padre de los embriones que se han destruido en la prueba, será capaz de estremecerse ante la atrocidad que se está cometiendo en los laboratorios".

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS