Atún de intercambio

Las almadrabas negociarán sus cuotas de pesca con otras comunidades

El Ministerio de Medio Ambiente y la Junta garantizaron anoche la actividad de las cuatro almadrabas de Cádiz dedicadas a la pesca del atún rojo, a pesar de la reducción de la cuota de capturas en un 40% decretado por los organismos internacionales que velan por la especie. Tras un encuentro celebrado en Madrid, la consejera de pesca andaluza, Clara Aguilera, llamó a las empresas del sector a "iniciar la contratación de marineros que habían previsto".

A pesar de que los detalles del acuerdo se conocerán en los próximos días, fuentes de la Junta adelantaron que el acuerdo se basa en dos líneas de actuación. Por una parte, el Gobierno modificará el reglamento que regula la actividad extractiva en España, de forma que quede autorizado el trasvase de cuotas entre las diferentes flotas del país. De esta forma, las almadrabas de Cádiz podrán hacerse con una parte del cupo concedido inicialmente a las flotas industriales del Mediterráneo, ubicadas en comunidades como Cataluña y la Comunidad Valenciana, que a su vez compensarán las perdidas con la posibilidad de comercializar otras especies rentables, que hasta ahora les estaban vedadas. El gerente de la organización de productores pesqueros de almadraba, Diego Crespo, valoró anoche un acuerdo "positivo", aunque con cautela.

Por otra parte, el Gobierno y la Junta emplearán a los trabajadores de las almadrabas gaditanas para realizar un estudio científico de campo que evalúe sobre el terreno la cantidad de ejemplares presentes en la futura campaña. Esos datos servirán de base para la elaboración de un informe sobre el estado de la especie, cuyos resultados servirán para aplicar políticas futuras que compaginen el respeto a la pesquería y a la riqueza laboral y económica que genera en Andalucía. Una vez elaborado, el trabajo será presentado por España ante los organismos de control pesquero de la Unión Europea.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS