Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ENGONGA | Seleccionador de Guinea Ecuatorial

"En África no se respeta al jugador como en Europa"

En un año y medio como seleccionador de Guinea, de donde es originario su padre, Vicente Engonga (Barcelona, 1965) se ha formado una opinión sobre el fútbol africano. Y sobre el brutal ataque, en la Copa de África, a la selección de Togo en Angola, que causó dos muertos y varios heridos.

Pregunta. ¿Trabaja en condiciones precarias?

Respuesta. Sí, mucho. Guinea es la Cenicienta de África: pocos medios, poca organización... es uno de los países más pobres del mundo. Nunca ha disputado una Copa de África o un Mundial.

P. Jugó una Eurocopa con España, ¿muchas diferencias?

R. La noche y el día. En África, las selecciones viven de los jugadores. Si se te olvida el agua, no hay agua. O ropa. El seleccionador hace de utilero y de delegado. En Europa, el 70% de las cosas te las dan hechas. Es una burbuja de color de rosa. Pero hay muchas diferencias entre Costa de Marfil o Camerún respecto a Etiopía o Burkina Faso.

"La Copa de África no debería haberse celebrado en Angola. No hay seguridad"

P. Burkina Faso le ha empatado a cero a Costa de Marfil en la Copa de África.

R. Una cosa son los medios y otra la ilusión y la calidad. Es impensable que Andorra le gane a España, pero Suráfrica nos ganó 0-1 y no pasó ni tres veces del centro del campo. A nivel táctico, son muy obedientes y aprenden rápido. Pero yo he vivido llegar a las dos de la madrugada y jugar a las tres de la tarde. El fútbol en África no es la prioridad. Es un deporte de pobres que manejan los que tienen dinero. No existe el respeto al jugador que hay en Europa. Es impensable que un futbolista cobre más que un alto cargo militar, salvo que juegue en el extranjero. Malí puede respetar a Kanouté, pero el resto pasará hambre en tres años. No es importante el fútbol, sino quién manda. Es malo que la política esté tan metida. Hay dos Áfricas: la que llega a la frontera de Argelia y Egipto; y el África negra, donde, salvo en Suráfrica, las etnias dominan el deporte. En Angola, hasta hace poco iban con metralletas por la calle. La Copa de África no debería haberse celebrado allí. Sabíamos que había un riesgo. Hace dos años, a los de Malí les pegaron en el campo. No hay seguridad.

P. ¿La habrá en el Mundial de Suráfrica?

R. Sí, pondrán a 200 soldados en cada esquina. Suráfrica es casi como Europa.

P. ¿La decisión de Togo de abandonar el torneo?

R. Acertada, pero no me ha gustado que la impusiera el gobierno. Yo no habría jugado, ni homenaje a las víctimas ni nada; si te van a matar, te vas a tu casa.

P. ¿Cuándo conoció Guinea?

R. Hace un año. Tardé 43 en ir. Me llamó el secretario de estado, hijo del presidente [Teodoro Obiang] y acepté porque llevo esa tierra en el corazón. Es como dar paladas de agua en el océano, pero la gente es muy agradecida.

P. Sus tres hermanos fueron futbolistas. ¿Jugaron juntos?

R. Una vez, con la Gimnástica de Torrelavega frente al Guetxo, donde jugó de portero el hijo de Iribar. Óscar era el que más cualidades tenía, pero era tan bueno dentro como fuera. Yo debuté a los 25 en Primera, me retiré a los 36 y fui internacional a los 33. Nunca me moví por cinco euros de más, quizá ese fue mi defecto. Pero lo doy por bien empleado.

P. ¿Defensa o mediocentro?

R. En el medio campo pasaba menos miedo. Detrás tenía a Camarasa, Giner y Zubizarreta.

P. ¿Y el mejor entrenador?

R. Luis Aragonés, el único que no guardaba rencor. Podía tener una bronca con él el sábado y jugar el domingo. Lo tuve en el Valencia y en el Mallorca.

P. ¿Se sacó el carné de técnico?

R. Sí, soy de la quinta de Guardiola, Ferrer, Alkorta... Siempre pensé que Guardiola iba a triunfar, pero no a ganar seis títulos. Nadie conoce el Barça mejor que él o que Del Bosque el Madrid.

P. Su padre jugó en el Racing.

R. Lo trajeron en el 58. Era un delantero rápido y manejaba las dos piernas, al revés que yo. Le llamaban Vicente el negro porque no había otro. Me siento cántabro de pura cepa.

P. ¿Cómo vivió la Eurocopa de Bélgica y Holanda?

R. Con tristeza porque nos eliminó Francia con el penalti fallado por Raúl. Camacho me dijo que tenía pocas opciones de ir y le dije que me llevara de utilero. Era un premio. Jugar al fútbol y que te paguen es la leche. Es lo que les inculco a mis jugadores.

P. ¿Ha tenido malaria?

R. Mi hermano Óscar ha estado una semana ingresado. Yo me meto por los pueblos más recónditos y las selvas más remotas. Hay que tener cuidado con el agua, las pastillas y las vacunas.

P. ¿Ha conocido a Obiang?

R. Sólo a los hijos. No he tenido el placer, pero no creo en los políticos. Si en Europa ya se traspasan determinados baremos de comportamiento, imagínese en África.

Resultados. Copa África. Ayer: Egipto, 3; Nigeria, 1. Mozambique, 2; Benin, 2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 2010