Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

José María Javierre, sacerdote y periodista

Defensor de las libertades y divulgador de la Iglesia

José María Javierre Ortas nació en Lanaja (Huesca) el 5 de marzo de 1924, pero viajó a Sevilla en la primavera de 1958 y allí se quedó para siempre.

En Andalucía echó raíces y cimentó su bien ganado prestigio de demócrata convencido, defensor de las libertades, periodista comprometido, andaluz de adopción ejemplar, escritor, historiador y reconocido intelectual, y, por encima de todo, sacerdote ortodoxo y disciplinado, rebelde y crítico.

En Sevilla escribió sus 36 libros -la mayoría, hagiografías de Papas y fundadores de órdenes religiosas-, excepto el primero, dedicado a la figura de San Pío X; dirigió el diario El Correo de Andalucía en dos etapas distintas, fundó la revista Tierras del Sur, promovió la Gran enciclopedia de Andalucía y la Gran enciclopedia de España y América, y durante 13 años divulgó la Iglesia andaluza al frente del programa Testigos hoy de Canal Sur TV después de dirigir Últimas preguntas de TVE.

Decía el cura Javierre, como era conocido, que la primera vez que llegó a Sevilla era Martes Santo y quedó extasiado ante el paso del Cristo de los Estudiantes; se hizo cofrade y, pasado el tiempo, en 1993, Sevilla lo nombró Pregonero de la Semana Santa. Antes se había adentrado en las entrañas de la sociedad andaluza de la mano de la biografía de sor Ángela de la Cruz -libro que fue galardonado con el Premio Ciudad de Sevilla de 1968-, la Real Academia Sevillana de Buenas Letras lo nombró académico, el Ayuntamiento de la ciudad lo declaró Hijo Adoptivo en 1997, y, dos años más tarde, se rotuló una calle con el nombre de paseo del Padre José María Javierre.

Pero antes de pisar tierra andaluza, José María Javierre había estudiado humanidades en el seminario de Huesca; teología, en Salamanca, y filosofía, en Roma, donde fue vicerrector del Colegio Español; fundó el Colegio Español de Múnich, que ayudó a restablecer las maltrechas relaciones culturales entre España y Alemania tras la Guerra Civil; se hizo periodista, fue subdirector de la revista Ecclesia y compaginó su tierra de adopción con la corresponsalía del diario Ya en el Vaticano y como enviado especial en distintos países del mundo. Experto vaticanista y ferviente defensor del Concilio Vaticano II, conoció y profundizó en el mensaje de los papas Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II, a quien acompañó en sus 15 primeros viajes.

Fue José María Javierre un vitalista enfermizo, hiperactivo, poseído por una imaginación desbordante que le ha impulsado a ser un motor de iniciativas, un impulsor de proyectos y un agitador dentro y fuera de la Iglesia. Sin su nombre no se puede escribir la historia del periodismo católico de siglo XX, pero tampoco se puede hablar de cultura y comunicación en Andalucía. sin contar con el periodista José María Javierre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 2009