Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez encarcela al ex alcalde del PP de Llíber por los chalés ilegales

La Guardia Civil interroga al actual regidor del PSPV y a cuatro concejales

La juez de Dénia que instruye el caso de corrupción urbanística de Llíber ordenó ayer prisión incondicional para el ex alcalde de ese municipio entre 1999 y 2003, el popular José Mas, y para el ex aparejador municipal, como máximos responsables de los permisos que desde el Ayuntamiento permitieron a una serie de constructoras edificar y vender más de 300 viviendas en suelo rústico durante aquellos años. Ambos están imputados por dos presuntos delitos de cohecho y estafa.

No obstante, el escándalo que lleva días salpicando esta población del interior de La Marina Alta tomó ayer un giro inesperado después de que la Guardia Civil interrogara en su cuartel de Calp a los otros cinco concejales que sobreviven de aquella corporación: el actual alcalde, el socialista Juan Bautista Reus, otros tres ediles que aún permanecen en el consistorio -el concejal de Urbanismo del PSPV y primer teniente de alcalde, José Ordines, y dos ediles del PP, José Juan Reus y Vicent Ivars- así como a otro concejal socialista en aquel periodo, José Fullana, que ya no está en activo.

La Guardia Civil cree que todos ellos podrían haber incurrido en un presunto delito contra la ordenación del territorio ya que entre 1999 y 2003, cuando se encontraban en la oposición, Reus y sus dos compañeros del PSPV, así como los dos ediles del PP, habrían apoyado en el pleno algunas de las licencias concedidas para alzar viviendas irregulares y que permitieron edificar chalés incluso de lujo en parcelas menores de 10.000 metros cuadrados con permisos que sólo servían para reconstruir ruinas o instalar almacenes. Los agentes han traspasado las diligencias al juzgado, que podría citar a los cinco ediles en los próximos días.

En total, se han producido ocho detenciones por el caso. Además del ex alcalde y del ex aparejador, también fueron arrestados seis promotores. Uno de ellos, Miguel M. fue enviado el martes por la juez a prisión al considerarlo el cerebro de la trama que permitió a las constructoras estafar a centenares de residentes europeos que primero compraron las parcelas y después los chalés ilegales. Tras tomarles declaración, la juez dejó en libertad con cargos a dos constructores, mientras que los otros tres fueron puestos en libertad por la propia Guardia Civil, si bien deberán prestar declaración judicial junto a varias personas más, entre ellas promotores e intermediarios vinculados al caso.

Varios miembros de la familia del ex alcalde José Mas acudieron ayer hasta las puertas del juzgado para acompañarle en su declaración. Su portavoz proclamó su inocencia y aseveró que "en Llíber se han dado licencias en parcelas de 5.000 metros cuadrados toda la vida, con lo que esta actuación no sólo ha sido responsabilidad del PP sino también del PSOE, ya que los dos partidos se han turnado en el gobierno local durante los últimos 20 años". Por eso, este familiar acusó a los socialistas de "haber roto el pacto sobre las prácticas urbanísticas de Llíber al interponer una denuncia que finalmente retiraron, aunque así posibilitaron la intervención de la fiscalía". El Comité de Garantías del Partido Popular valenciano decidió ayer suspender de militancia a José Mas.

Mas y Reus se han turnado en el poder municipal de Llíber durante casi tres décadas. El ex alcalde del PP ahora en prisión gobernó entre 1987 y 1991 y de 1999 a 2003, mientras que el socialista gobernó entre 1995 y 1999, y en la actualidad desde 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de diciembre de 2009