Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una difícil convivencia

Las diferencias políticas agudizadas ahora en A Veiga no son sólo las que enfrentan a populares y socialistas. El PP también está dividido. Las discrepancias entre el portavoz del grupo, Rogelio García Mata, y el nuevo alcalde, Edesio Yáñez, propiciaron la demora en la presentación de una moción de censura que, según ha reconocido el presidente provincial, José Luis Baltar, empezó a fraguarse cuando el PP ganó la Xunta.

La escisión entre los dos concejales es secuela de otra anterior que acabó con la fractura del grupo y la fuga de los independientes, que entregaron la alcaldía al PSOE y que ahora, una vez recuperada la Xunta, regresan a su origen.

Baltar no tiene claro cuánto durarán ahí. Sostiene que no ha comprometido la inclusión de los dos independientes en la próxima lista del PP y que no habló con ellos sobre la moción de censura. Según Baltar, él advirtió a los suyos de que la autorizaba pero que no se hacía responsable. "Que no vengan diciendo dentro de 15 días que fue un matrimonio de conveniencia si no se entienden".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 2009