Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una mano y mucho fútbol

Álex, delantero del Zaragoza y estudiante de Derecho, primer manco en debutar en la Liga

Es instintivo, de olfato desarrollado y oportunista, se mueve con soltura en el área, remata como pocos, es generoso en el esfuerzo y le falta la mano derecha. Alejandro Sánchez, Álex, (Zaragoza; 1989), debutó este fin de semana con el Zaragoza. Es el primer manco en hacerlo en Primera División. "Al fútbol se juega con los pies, la cabeza y el corazón", replica Gerhard Poschner, director general del Zaragoza; "y para los saques de banda, hay otros nueve jugadores que pueden hacerlo".

Álex siempre pensó en la pelota -sus ídolos son Milito, Aimar y Villa- y nunca le causó un problema no tener mano derecha. "Soy normal", se defiende; "no hay nada que no pueda hacer". Pero desde niño se decantó por el balón. Empezó en el colegio Salvador, de los Jesuitas, donde compartió clases y patio con Ander Herrera, medio del Zaragoza. En alevines pasó por el Amistad, regresó al Salvador y en cadetes firmó por el Zaragoza, donde estuvo en el Regional Preferente y, en el último año de juveniles, se estrenó en Tercera. Este curso también lo inició en Tercera con un promedio demoledor: 13 goles en nueve partidos. Y la baja de Uche más el escaso rendimiento de Ewerthon, le han brindado una oportunidad. "Tiene una mentalidad ganadora, coraje y ambición", le elogia Poschner. Herencia de sus padres -José Luis, médico, y María Luz, administrativa-, que siempre le han apoyado en sus decisiones.

Hay varios precedentes de futbolistas mancos. Como Héctor Castro, que disputó el Mundial de 1930 con Uruguay. O Gonzalo, lateral izquierdo que se quedó en el filial del Sporting en la década de los setenta. Gran estudiante -cursa tercero de Derecho con unas notas sensacionales y ya tiene pensado seguir con Ciencias Políticas-, avezado jugador de la PlayStation, a Álex lo que mejor se le da es marcar goles. "Sueño con hacerlo en Primera", suelta el delantero. Marcelino, el técnico del Zaragoza, puede darle hoy otra oportunidad ante el Málaga, en la Copa del Rey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de noviembre de 2009