Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Décima jornada de Liga

El Sevilla, por las bravas

Vence a un buen Villarreal gracias a la pegada de Luis Fabiano y la irrupción de Kanouté

El Sevilla nunca se rinde. El triunfo ante un buen Villarreal es de los que reafirman la personalidad de un equipo, intratable cuando se lanza al cuello de su enemigo y mucho más vulnerable cuando decide bajar un nivel esa intensidad que lo ha hecho grande. Victoria de peso porque llegó contra un rival al alza, quien a pesar de sus numerosas bajas impuso su estilo durante muchas fases del encuentro, mostró un fútbol de calidad y fue generoso en el esfuerzo, pero no tuvo más remedio que morder el polvo ante la calidad de la plantilla del Sevilla.

El cuadro andaluz decantó el encuentro gracias a la calidad de Luis Fabiano y a la entrada en acción de Adriano y Kanouté, quienes le dieron la vuelta al partido cuando peor pintaba para el Sevilla. Dos remates de cabeza sentenciaron al Villarreal, quien después del tanto de Fuster se veía como dominador del encuentro. Había jugado mejor hasta ese momento. Luego fue barrido por ese fútbol lleno de ímpetu del Sevilla. Harto de preguntarse por qué perdía habiendo sido mejor hasta tomar ventaja en el marcador, decidió entregar la cuchara. Luis Fabiano, el día de su cumpleaños, reinó en Nervión, así como Navas, con tanto fútbol como sacrificio para abortar la última llegada del Villarreal.

SEVILLA 3 - VILLARREAL 2

Sevilla: Palop; Sergio Sánchez, Squillaci, Escudé, Fernando Navarro (Adriano, m. 58); Jesús Navas, Zokora, Renato, Perotti; Luis Fabiano (Lolo, m. 85) y Negredo (Kanouté, m. 61). No utilizados: Javi Varas; Konko, Romaric y Capel.

Villarreal: Diego López; Javi Venta, Godín, Marcano, Capdevila; Eguren, Bruno (Gullón, m. 87); Cani (Pereira, m. 73), Diego Fuster (Escudero, m. 79), Pirès; y Rossi. No utilizados: Oliva; Ángel, Gonzalo, y Pérez.

Goles: 1-0. M. 9. Luis Fabiano. 1-1. M. 29. Pirès. 1-2. M. 59. Fuster. 2-2. M. 61. Luis Fabiano. 3-2. M. 65. Kanouté.

Árbitro: Delgado Ferreiro. Amonestó a Luis Fabiano (26'), Zokora (41'), Venta (47') y Godín (62').

Unos 40.000 espectadores.

El Sevilla sólo fue mejor que el Villarreal al imponer el ritmo que le hace fuerte

Cualquier atisbo de duda sobre las prestaciones del Sevilla tenía que ser borrado de un plumazo en una jornada en la que los hombres de Manolo Jiménez afrontaban el duelo ante el Villarreal con el peso en la espalda de los triunfos de Barcelona, Madrid, Valencia y Deportivo. Hoy por hoy, y más con las bajas que acumula el cuadro que dirige Ernesto Valverde (sin Senna, Cazorla o Nilmar), la distancia entre Sevilla y Villarreal se antoja considerable. La marca, ni más menos, jugadores como Luis Fabiano, el nueve de la selección de Brasil. Su magnífico control en el balón de Sergio Sánchez a los nueve minutos fructificó en un gol típico de hombre de área, que rentabilizó la salida fulgurante de su equipo.

Otra cosa es que el Sevilla se crea que a una menor intensidad de la normal puede mantenerse en lo más alto. Sin saberse muy bien por qué, el Sevilla desapareció y poco a poco fue superado por un Villarreal que le comió el centro del campo gracias a su buen juego de combinación, con una magnífica ocupación de los espacios. Pirès empató después de una pared de libro, haciendo justicia ante el juego espasmódico de su rival. Se exponía un choque de dos estilos, el de un Sevilla sin centro del campo abonado a la calidad de sus puntas, y con escaso ritmo tanto en ataque como en defensa, y un Villarreal vigoroso donde el fútbol se cuece. Por un lado cotizaban al alza la movilidad y las ocasiones de Luis Fabiano y Negredo, factores oscurecidos por la manifiesta superioridad del Villarreal. El pulso se mantuvo hasta que el Sevilla decidió ir a las bravas. Adriano y Kanouté reventaron la igualdad bien ayudados por Luis Fabiano, quien se sacó un remate de cabeza de la nada para empatar el encuentro en una situación delicada para su equipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de noviembre de 2009