Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Triple propuesta de danza

La Compañía Nacional presenta 'De paso', 'Arenal' y 'Cobalto' en Málaga

Lleva casi 20 años al frente de la Compañía Nacional de Danza (CND) y aún gusta de sorprender e innovar con las coreografías que el primer ballet español pasea por los escenarios nacionales e internacionales. Así queda patente en las tres piezas que el bailarín y coreógrafo valenciano Nacho Duato ha traído a Málaga, cuya última representación se celebra esta noche en el teatro Cervantes (21.00). A falta de nueve meses para que se decida si deja la dirección de la CND, tras dos décadas rigiendo sus destinos, Duato presentó ayer en Málaga tres propuestas contemporáneas de danza, dos de las cuales llevan su sello: De paso, Arenal y Cobalto.

De paso es la primera creación del joven coreógrafo albano Gentian Doda para la Compañía Nacional de Danza, de la que forma parte como bailarín desde 2003. En De paso, el coreógrafo, cuyas creaciones han sido celebradas por la crítica y el público internacional, expone situaciones de características impredecibles, en un entorno anónimo y transitorio. De paso surge a partir de los talleres que Nacho Duato organiza cada año para que, según explicó ayer, "los bailarines puedan investigar si ellos mismos son coreógrafos".

Duato prepara otra obra para el centenario del escritor Chejov

También se podrá ver una exposición fotográfica sobre la compañía

Nacho Duato es el autor de Arenal, pieza que ideó en 1985 y para la que se inspiró en las canciones de la cantante mallorquina María del Mar Bonet. En ella, el coreógrafo quiere mostrar la desinhibida alegría del carácter mediterráneo en contraposición a la cotidiana lucha de la vida. Duato deja muy claro este contraste: por un lado, un grupo de hombres y mujeres bailan motivados por la pura alegría de la música. Su júbilo es reflejado con claros movimientos de los bailarines sobre canciones griegas traducidas al catalán y temas mallorquines. Por otro lado, una mujer permanece aparte y baila sola cuatro canciones cantadas a capella que surgen como un desgarrado grito del corazón. "En esa época tenía mucha luz, ahora estoy inspirándome en otros terrenos más oscuros", señaló el coreógrafo en referencia al encargo del Festival Chejov de Moscú, que en el 150 aniversario del nacimiento de este autor le ha encargado el montaje de El jardín infinito, que se estrenará en el Teatro Real y viajará después a la capital rusa.

Por último, en Cobalto, Duato aborda el erotismo desde un punto de vista onírico. "Un cuerpo al moverse en un escenario ya resulta erótico", explicó el director de la CND sobre esta coreografía, creada para diez bailarines y concebida con la música como inspiración, en este caso de los compositores habituales de sus piezas, Pedro Alcalde y Sergio Caballero. Junto a estas tres piezas, el teatro Cervantes acoge hasta el día 18 la muestra CND. La danza superlativa, una selección de las mejores imágenes tomadas por Fernando Marcos Ibáñez, fotógrafo oficial de la CND, y que reúne instantáneas recogidas durante 10 años de representaciones, ensayos, de los momentos íntimos previos al comienzo del espectáculo y de la puesta en escena de las coreografías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 2009