La directora de Traballo tiene otra denuncia de una empleada sin contrato

CIG denuncia que otra mujer trabajó sin contrato para el alto cargo la Xunta

Mucho más que una defensa cerrada de un alto cargo a quien nombró hace unas cuantas semanas. La conselleira de Traballo, Beatriz Mato, no sólo respaldó ayer la continuidad en su puesto de la directora general de Formación e Colocación, Ana María Díaz López, a quien el juzgado de lo Social número 2 de Ferrol acaba de condenar por despido improcedente.

El juez considera probado que fue la propia directora general de Traballo quien dio la orden de echar a una empleada que trabajaba -sin contrato y sin estar dada de alta en la Seguridad Social- en un domicilio y un restaurante de la familia. La sentencia, que no ha sido recurrida por ninguna de las partes, es firme. Pero insuficiente para la máxima responsable en materia laboral del Gobierno gallego. Con solemnísimo gesto, Beatriz Mato proclamó ayer su "plena confianza en la honestidad de esta persona [Ana María Díaz López] y en su responsabilidad no sólo desde que es directora de Formación, sino incluso antes". La conselleira quiso respaldar así el papel que el alto cargo de la Xunta desempeñó en sus negocios familiares. "Sé que no hubo ninguna relación contractual entre esta persona y la demandante", concluyó.

Mato dice que otro fallo mostrará la honestidad de su subordinada
La condena es firme dado que ninguna de las partes la recurrió

Más información

En ese extremo Mato coincide con la sentencia que condena precisamente al alto cargo de Traballo y a la sociedad civil que integran su padre y su hermano, por no haber firmado ningún contrato ni haber dado de alta en la Seguridad Social a una mujer que, según se probó con fotografías y testimonios, trabajaba por horas como cocinera en el restaurante y completaba la jornada de asistenta en un domicilio de la familia.

Pese a los reiterados intentos de la Xunta desde la semana pasada para enmarañar una decisión judicial firme, el auto es contundente y condena de forma solidaria a Ana María Díaz López por ser ella "quien cesa [a la trabajadora] en la relación laboral de empleada del hogar". También acusa a la directora general de Traballo, junto al resto de personas físicas y la sociedad civil, de "crear confusión jurídica y material de esas dos relaciones laborales siendo beneficiarios y organizadores de ambas".

La claridad del fallo no impidió que Mato cerrase el intento de exculpar a su colaboradora con un anuncio trascendente: "Sé que esta afirmación que estoy haciendo en breve será una afirmación compartida por toda la ciudadanía". No explicó cómo ni por qué, dado que contra el auto no cabe recurso ante ninguna instancia judicial. Sorprendentemente, la conselleira anunció que "habrá otras sentencias que servirán para aclarar esta".

Ayer mismo el sindicato CIG adelantó que hay otras dos trabajadoras que han interpuesto demandas en los juzgados contra la misma alto cargo de la Xunta al que reclaman por "impago de salarios". La central nacionalista recordó además que, el pasado miércoles, la responsable de Formación y Colocación en el Gobierno gallego incumplió "su obligación legal" de acudir al acto de conciliación que como demandada tenía en el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación que depende de Traballo.

La denuncia, añade el sindicato nacionalista, es de una de estas dos trabajadoras, que también prestó servicios como empleada del hogar en casa de Ana María Díaz López, al tiempo que servía en la cocina del restaurante de su padre y hermano. Todo, como en el caso de la primera denuncia, sin estar contratada ni dada de alta en la Seguridad Social. También en este caso su despido fue declarado nulo.

CIG amplió ayer la exigencia de responsabilidades y, después de escuchar las explicaciones de Beatriz Mato, exigió también su dimisión como conselleira de Traballo por haber respaldado a su subordinada. "No son las personas más indicadas para defender el cumplimiento de la ley", subraya el comunicado de la central nacionalista, que pide la intervención del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para que aplique su prometida "regeneración democrática". La semana pasada también el PSOE reclamó el cese de la directora general de Formación e Colocación de la Xunta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de agosto de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50