Confusión y falta de formularios en el arranque de las nuevas ayudas al paro

Muchos demandantes se quedan fuera porque agotaron el subsidio antes de agosto

"Sí, sí, está en el BOE, pero los formularios todavía no han llegado. Vuelva a finales de esta semana". Así despachaba ayer una vigilante de seguridad a los cientos de personas que se arremolinaban a las puertas de una oficina del servicio público de empleo en Madrid. La dispensadora de turnos entregaba el 241. La pantalla llamaba entonces al 78. Motivo de tanta afluencia: las oficinas de empleo empezaban a tramitar las nuevas ayudas de 421 euros mensuales para quienes han agotado las prestaciones de paro. El primer día de gestión anduvo entre la confusión -muchos solicitantes se marchaban sin nada al conocer los requisitos- y la irritación: varios centros no disponían de los impresos y los empleados desconocían las condiciones.

El Gobierno enviará SMS o cartas a quienes cumplan los requisitos
"Hemos tramitado pocas peticiones", dice un funcionario de Barcelona
Más información
Partidos políticos y sindicatos critican las condiciones de la ayuda de 421 euros a desempleados

Uno de los principales motivos del desconcierto es que la mayoría ignoraba que a la nueva ayuda sólo tienen acceso quienes hayan agotado su prestación desde el 1 de agosto. Además, la celeridad con que el Gobierno ha lanzado esta medida -la aprobó el pasado jueves, el sábado se publicó en el Boletín Oficial del Estado y ayer entraba en vigor- provocó desconcierto entre los propios funcionarios y aglomeraciones en las oficinas de empleo.

Javier Orduña, secretario general del Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo Inem), explica que se mandaron los formularios a las 9.45 horas a todos los directores provinciales. "Se ha notado mayor afluencia en las oficinas y la confusión característica del primer día de gestión, pero los impresos han llegado con normalidad", añade.

El alto cargo del Ejecutivo destaca a su vez que los requisitos para acceder a las ayudas estaban claros desde el primer momento y que aquellos que no los cumplían han sido ahora informados. "Mañana [por hoy] empezaremos a mandar mensajes de móvil o cartas a aquellos que pueden acceder a la solicitud", explica Orduña, que redondea en 35.000 los envíos diarios que se van a hacer. El Ejecutivo calcula que se beneficiarán 338.000 personas a lo largo del plan.

Pero las oficinas de las grandes ciudades han registrado episodios similares a los de Madrid. "Vienen muy desorientados. Ninguno sabe que esto sólo se aplicará a aquellos a los que se les haya acabado la prestación en agosto, y tramitar, hemos tramitado muy pocas solicitudes", explica un informador de una oficina del servicio público de empleo en Barcelona. Es lo que le ocurrió a Andrea, una ecuatoriana de 24 años que se marchó de la oficina como había llegado, ya que la prestación por paro se le acabó en mayo, tras haber perdido su empleo como auxiliar de un hospital de la ciudad.

En Vitoria, el enfado de varios de los solicitantes era parecido. "No tiene sentido, yo que llevo 18 meses desde que se me acabó el paro, tengo más necesidades que la gente a la que se le acabó hace 17 días. No es justo", se mostraba contrariado Álvaro.

A las 9.30 de la mañana ya había unas 40 personas esperando. Como Álvaro, la mayoría abandonaba las oficinas del Inem en Vitoria con una gran decepción. "Todavía no he concedido ni una sola ayuda", contaba un funcionario de los puestos de atención al público. "La mayoría de la gente no tiene ingresos desde hace meses", explicaba.

En la oficina de empleo de la calle Alfonso XII de Sevilla había ayer dos pantallas de ordenador permanentemente encendidas en las que estaban escritos en letra grande los requisitos necesarios. Se pusieron para evitar la confusión que se creó a lo largo de la mañana. Muchos fueron a probar suerte sin la información suficiente. Los que cumplen el perfil para recibirlas tendrán que esperar a que lleguen los impresos a las oficinas para empezar a cobrar.

Los formularios tampoco llegaron a las oficinas del Inem en la calle Artes Gráficas de Valencia. "Debe ser porque el decreto se aprobó el sábado y hay cierto retraso", afirmaron desde la Delegación del Gobierno. "Les decimos que vengan dentro de 3 o 4 días, ya que hoy no les podemos dar ningún papel. No tenemos más información", afirma una de las empleadas.

En Santiago de Compostela, los funcionarios de una de las oficinas recibían desorientados y sin material a los primeros solicitantes. Al término de la jornada muchas oficinas todavía estaban recibiendo los formularios, incidencia que entorpeció la actividad de los empleados durante las primeras horas.

Con información de Amanda Mars, Lidia Maseres, Ángeles Lucas, Diana Mandiá y Pedro Gorospe.

Varias personas esperan turno en una oficina del Servei d'Ocupació en Barcelona.
Varias personas esperan turno en una oficina del Servei d'Ocupació en Barcelona.TEJEDERAS

Requisitos para solicitar los 421 euros

- Rentas. Podrán acceder a la nueva ayuda de 421,79 euros mensuales por un periodo máximo de 180 días quienes no tengan rentas superiores a 468 euros mensuales (el 75% del salario mínimo interprofesional). Si el parado tiene padres, cónyuge o hijos menores de 26 años, se sumarán las rentas de todos los miembros de la familia y luego se divide por el número de miembros. El resultado no podrá superar los 468 euros.

- Fin de la prestación o subsidio. Para optar a la ayuda hay que haber agotado la percepción de la prestación contributiva por desempleo o del subsidio durante el periodo de vigencia del programa. El programa entró en vigor ayer y se extiende durante seis meses (hasta el próximo 15 de febrero). Así, podrán acceder a la ayuda quienes pierdan la prestación en el periodo comprendido desde el pasado 1 de agosto hasta el final del programa y en todos los casos durante un máximo 180 días.

- Periodo de solicitud. Quienes pierdan la prestación o el subsidio tendrán un plazo de 60 días para solicitar la ayuda. Pasado el plazo perderán el derecho.

- Obligaciones. El parado que acceda a la ayuda tendrá que comprometerse a participar en un programa de inserción laboral para volver cuanto antes al trabajo.

- Incompatibilidad. La ayuda es incompatible con la percepción de otro tipo de ayudas sociales, rentas mínimas o salarios sociales concedidos por administraciones públicas.

- Prórroga. El programa durará seis meses y se podrá prorrogar, a voluntad del Ejecutivo, en función de las circunstancias económicas y del empleo. El Gobierno se ha comprometido a renovarlo si la tasa de paro supera el 17%, pero dicho compromiso sólo figura en el preámbulo del decreto y no en el articulado.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS