Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

El Barça se despide sin pegada

Los azulgrana dominan al Chivas, pero no aprovechan sus múltiples ocasiones

El Barça se relajó tanto en su despedida estadounidense, en San Francisco, que estuvo a punto de perder. No es que jugara mal, sino que le faltó pegada. Las estadísticas en el fútbol son engañosas, no como en el tenis. El hecho de tirar 13 veces a puerta, nueve de ellas con peligro, y sacar 10 córners frente a un rival que sólo llega a dos en ambos casos no garantiza la victoria. Incluso el empate pudo acabar en derrota si el poste no impide el segundo tanto del Chivas en su segundo disparo cuando faltaban tres minutos.

Esta vez hubo mucho menos encanto azulgrana. Xavi volvió a estar espléndido en la distribución del juego, pero faltaron los goles. El Chivas, pese a sus bajas y a estar flojo ahora, mostró mucho más oficio que el Seattle. Fue muy aplicado y rápido en los marcajes. No salió casi de su campo, pero se defendió con orden lejos de su área para no sentirse agobiado.

CHIVAS 1 - BARCELONA 1

Chivas: Míchel; De Luna, Reynoso, Mejía, Esparza; Araújo (Solís, m. 74), Báez, Pineda, Morales (Ponce, m. 67) , Fabián (Nava, m. 62) y Hernández (Padilla, m. 86).

Barcelona; Valdés; Alves, Piqué, Muniesa, Maxwell; Xavi, Touré, Keita; Pedro, Messi y Henry. Segunda parte: Valdés; Puyol, Piqué Fontás, Abidal; Alves, Dos Santos, Busquets; Pedro, Gudjohnsen y Bojan.

Goles: 1-0. M. 49. Morales. 1-1. M. 63. Bojan.

Árbitro: Ricardo Salazar (EE UU).

San Francisco: 60.000 espectadores.

El Barça se regodeó sin finiquitar, con menos pases entre líneas porque el Chivas lo impidió. Pero quedaron dos perlas que valieron por todo el partido. La primera fue en el minuto 23. Marca de la casa. Tras un saque de banda, salida de Piqué y 20 toques, 20, de medio equipo hasta que un defensa adversario desvió a córner el remate de Alves. La segunda, al borde de la media hora. Sello de Xavi. Detalle de lujo para finalizar una triangulación. Taconazo genial al balón bombeado por Alves para lanzar a Messi rápidamente. Una joya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de agosto de 2009