Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Rafael Mendizabal, tardío y prolífico autor teatral

El dramaturgo donostiarra fallece en Barbate a los 69 años

El escritor teatral Rafael Mendizabal (San Sebastián, 1940) falleció el sábado en la localidad gaditana de Barbate. Productor teatral y empresario de hostelería, Mendizabal fue un dramaturgo tardío y prolífico. Hasta la década de los ochenta no estrenó las obras de más éxito de su carrera: Mi tía y sus cosas y Mala yerba, ambas protagonizadas por las actrices Rafaela Aparicio y Florinda Chico. Sus obras completas, que comenzaron a publicarse hace dos años, llenan 18 volúmenes con 50 obras largas y más de 100 piezas cortas.

El éxito de público de las obras que rentabilizaron al máximo la presencia en el escenario de Rafaela Aparicio y Florinda Chico impulsó el estreno de otros títulos como La abuela echa humo, Viva el cuponazo, Feliz cumpleaños, señor ministro, Mater amantísima, o ¿Le gusta Schubert? Con el paso de los años sus obras fueron perdiendo espectadores, pero Mendizabal siguió escribiendo y estrenando piezas como Gente guapa, gente importante y ¿Qué fue del sinvergüenza?

Sus andanzas en el mundo teatral comenzaron en el teatro universitario. Fue director del grupo Lorquianos y fundador y propietario del primer café-teatro de Madrid, Lady Pepa.

Mendizabal vivía desde hace años entre Barbate y Madrid, pero seguía siendo muy conocido en San Sebastián. El Ayuntamiento donostiarra emitió ayer un comunicado mostrando su pésame por el fallecimiento del dramaturgo donostiarra y recordando su "ingente" creación dramática. La obra de Mendizabal ha sido traducida al inglés, francés, italiano y turco y sus comedias estrenadas en varios países, fundamentalmente en Hispanoamérica.

En San Sebastián el dramaturgo seguía siendo recordado por sus negocios en el sector de hostelería. La capital donostiarra fue también el lugar donde el polifacético Mendizabal creó el personaje de Rafaulova, con el que protagonizó durante un tiempo un espectáculo de transformismo que animó la vida nocturna de la ciudad.

Mendizabal fue un autor popular y comercial, con el objetivo puesto en ganarse el favor del público con las armas del humor, la ironía y la caricatura. En su abundante producción dominan las comedias, con personajes estereotipados, situaciones cómicas, a menudo grotescas, y un toque de acidez en los textos, pero entre las obras que estrenó en más de 20 años de carrera como autor teatral también se acercó a los temas de la homosexualidad o la problemática del sida.

En 2006 el Ayuntamiento de San Sebastián le dedicó un homenaje por su trayectoria literaria y su labor de productor teatral. El homenaje a un hombre de teatro se concretó en el estreno de una de sus obras. El teatro Principal presentó Pasos en el techo, dirigida e interpretada por Manuel Gallardo. Con Pasos en el techo, una obra que narra los años de la República y la guerra civil a través de la vida de una familia madrileña de clase alta, Mendizabal quiso ofrecer a los espectadores "un alegato por la paz".

Mendizabal defendía que Pasos en el techo era junto a Mater amantísima su mejor obra. Inspirado por hechos reales, cargados de odio y violencia, el autor quiso proponer "una aproximación diferente" a la Guerra Civil, proponiendo a los espectadores diversión y reflexión sobre la crueldad de los conflictos armados.

El estreno de Pasos en el techo no cerró los proyectos de Mendizabal. Pensaba en escribir teatro para niños con síndrome de Down.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de agosto de 2009