El Supremo rebaja la pena a un hombre porque dejó de ayudar a ETA

El Tribunal Supremo ha rebajado de cinco años a dos años y medio de cárcel la pena a Pablo Aperribay Bediaga por alojar en su casa al etarra Xabier Pérez Aldunate, condenado a 41 años de prisión por planear un atentado contra el Rey en 2004, al aplicarle como atenuante el haber dejado de colaborar con ETA.

La Sala Penal, que aplica a Aperribay las atenuantes del 21.4 y 21.5 del Código Penal, afirma que el comportamiento del acusado presenta una "indudable trascendencia por lo que tiene de contrario a los propósitos y las estrategias de la banda armada y por lo que supone de reafirmación y reencuentro con el orden jurídico, algo que siendo siempre valioso para la primacía de su vigencia, lo es especialmente en el campo del terrorismo".

Por otro lado, el Supremo disolvió ayer los grupos municipales del PCTV y ANV en ejecución de las sentencias que ilegalizaron los partidos en septiembre de 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de julio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50