Reportaje:

Los testimonios que condujeron a la sepultura de Lorca

La Diputación entrevistó a testigos e investigadores para localizar la fosa

En 1986 la Diputación de Granada inauguró en Alfacar el Parque Federico García Lorca. Cada agosto, en ese lugar, donde se cree que yacen los restos del poeta, se le rinde homenaje. El terreno, que adquirió la institución para evitar presiones inmobiliarias a particulares, fue señalado por investigadores y testigos como el lugar más probable en el que había sido enterrado el poeta. Para llegar a esa conclusión seis años antes la Diputación creó una Comisión de Encuestas para entrevistarse con "cuantas personas puedan aportar algún dato o informe en relación al lugar de enterramiento de Federico García Lorca".

Tras recabar testimonios, documentación y realizar visitas a la zona, el 22 de julio de 1980 la Comisión concluyó: "Nosotros entendemos que, tras estos testimonios y con las dudas razonables, el terreno en que puedan estar los restos de García Lorca, deben situarse en el paraje que se viene repitiendo en los testimonios y que se ubica próximo los olivos y peñascos reiteradamente citados". En ese punto se erigió un monolito. A continuación se reproducen extractos de los testimonios aportados al órgano creado por Diputación.

"La persona que lo fusiló mostró a su tío el lugar donde lo hizo"
Sólo una declaración señala el lugar de la fosa en Víznar

- José Roldán Cobos. El primero en declarar fue un funcionario que en el tiempo que realizaba su servicio militar en la División 32 del Estado Mayor vio "en la madrugada del 19 al 20 de agosto de 1936, al regresar desde Víznar a Alfacar para Granada, en término de Alfacar, junto a la denominada Fuente Grande, bajando, a la derecha del camino, cuatro cadáveres, debidos a ejecución y que fueron reconocidos por el declarante, como correspondientes uno de ellos a García Lorca y otros dos, a los dos banderilleros, y el cuarto usaba ortopedia de madera, por amputación de una pierna".

- Eduardo Castro Maldonado. El escritor y periodista, autor del libro Muerte en Granada: La tragedia de Federico García Lorca explicó que los restos de Lorca se encuentran "entre la pequeña curva de la carretera, un barranquillo que baja del cerro bordeando el pinar y los dos únicos olivos que quedan en el lugar".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- María Luis Illescas. Antigua vecina de Víznar, señaló que "el lugar en el que debe estar enterrado el poeta es próximo a la carretera, en las proximidades de Fuente Grande, ante la peña que se ve en la fotografía

[que aporta a la Comisión]". Lo sabe, según explica, porque seis de los componentes de la Escuadra Negra estaban alojados en casa de su tía, en Víznar, y "la misma persona que lo fusiló mostró a su tío el lugar donde lo hizo".

- Ian Gibson. El hispanista ratificó la información publicada en su obra El asesinato de Federico García Lorca de acuerdo con la descripción que el enterrador de Lorca, Manuel Castilla, le facilitó a él y a Agustín Penón. Junto a uno de los dos olivos que perviven. Aporta también la declaración de dos testigos que dijeron haberlo visto "el 20 de agosto de 1936 a un lado de la carretera de Víznar a Alfacar".

- José Luis Vila-San-Juan. El autor de García Lorca asesinado. Toda la verdad señaló "antes de Fuente Granada, tras una curva, en la que, a la derecha quedan dos olivos y una peña". Ése era el lugar en el que uno de los que él creía formó parte del fusilamiento de García Lorca le indicó en 1973 que había sido asesinado el poeta. El enterramiento debió ser "cerca".

- Ángeles González e hijo. Viuda e hijo de Eduardo Molina Fajardo, fueron los únicos que situaron el lugar en Víznar. Según la documentación que obraba en su poder y que formó parte posterior del libro póstumo de su marido (El último mes de Federico García Lorca), el poeta fue enterrado "en unos antiguos pozos, cercano a un antiguo olivar. En la carretera de Víznar a Alfacar, a unos 1.200 metros al noroeste en línea recta de Víznar".

- José Contreras Hita. Fue encargado de las repoblaciones forestales y, según le dijo un trabajador, a los 20 días de iniciarse la guerra vio a un hombre muerto "a cuarenta metros de la zanja situada a cien metros de Fuente Grande, en Alfacar". A las nueve mataron a dos más y al día siguiente los estaban enterrando juntos a "unos 60 metros del camino hacia arriba y cerca de un cerrete de piedra en dirección Norte". Nadie habló de Lorca, según su testimonio, hasta que a los diez o quince días se comentó que unos perros habían escarbado las sepulturas. Entonces los enterradores "dijeron que allí estaba el de Fuente Vaqueros".

- Antonio Ramos Espejo. El periodista dejó claro desde el inicio que era "prácticamente imposible fijar con exactitud" el lugar donde se encuentran los restos, pero apostó por las investigaciones de Gibson. Tuvo oportunidad de hablar con varios campesinos de Alfacar que aseguraron, según su testimonio, que estaba "en los dos olivos junto a la carretera Víznar-Alfacar, al lado de unos chalets, muy cerca de la Fuente Grande".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS