Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Informe político y valores subjetivos"

Miguel Martín, director del Igaem en la Xunta bipartita, considera que el informe del Consello de Contas sobre este organismo está "contaminado" por valoraciones de tipo subjetivo y político "para descalificar toda la gestión del Igaem".

Así, por ejemplo, en su crítica al capítulo de gastos ignora que se corresponde con una estructura presupuestaria heredada de los años anteriores, bajo los gobiernos del PP, y que se corrigió en el ejercicio de 2007, de modo que los "gastos de inversión de carácter inmaterial" pasaron del 63% en aquellos ejercicios al 34%. Los puntos de comparación que recoge el informe tampoco son homologables: "Se compara con otros ejercicios sin sistema, sólo en lo que interesa", afirma Martín, que recuerda también que sólo el Igaem, entre todos los organismos del Estado, ha publicado indicadores de taquilla.

Los contratos impropios de alta dirección también provienen de la estructura heredada del PP, que fue corregida en la reforma posterior de la RPT. En el momento de tramitarse las ayudas no había obligación legal de publicarlas en el DOG, añade Martín, que considera "inmoral que nos busquen pegas por ese lado cuando en el historia del Igaem nunca hubo ninguna convocatoria pública de subvenciones".

Las alegaciones al informe del Consello de Contas ocupan más de 50 páginas en las que se subrayan los múltiples incumplimientos de la auditoría, que remitirían a una ausencia de estándares o patrones normalizados, de manera que "el auditor realiza valoraciones gratuitas sobre los indicadores de actividad"; a la exigencia de cumplimiento de preceptos que carecen de cobertura legal o reglamentaria (en algunos casos porque esa cobertura se promulga con posterioridad), y a afirmaciones sin contrastar que no se corresponden con la realidad y "cuyo único sustento es la falta de información".

"El auditor falta a la verdad e incurre en una grave falta de ética", señala repetidamente el escrito de alegaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009