Reportaje:Gran Premio de España

Fuego cruzado en Jerez

Lorenzo y Pedrosa, que arrancan primero y segundo, se medirán en corto en un duelo sin precedentes en MotoGP

Eternamente enfrentados dentro de la pista y fuera de ella, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa han abierto fuego en el circuito de Jerez, donde el mallorquín se adjudicó ayer su primera pole position de la temporada y hoy abrirá pista por delante del catalán, el único que pudo ponerse un poquito farruco con él durante la sesión clasificatoria.

Con los ánimos muy caldeados y arrancando el uno a un metro del otro, la primera curva del circuito andaluz nunca había parecido tan estrecha. Los números están a la par -ambos han ganado dos veces aunque sólo Pedrosa lo ha hecho en MotoGP (2008)-, pero la Yamaha de Lorenzo está ahora mismo por delante de la Honda de Pedrosa en términos de equilibrio. Sólo hay que fijarse en lo fácil que lo tuvo ayer el motorista balear para colocarse entre los más rápidos. Su equipo fue un poco perdido el viernes, pero luego reaccionó, dio con la tecla adecuada y la M1 ya vuelve a ir como un tiro.

Ante la prensa se sentaron uno al lado del otro. Ni un gesto, ni una palabra. Nada

Pedrosa, por su parte, llegaba a Jerez sin apenas referencias. Se perdió los entrenamientos de marzo a causa de una lesión en la rodilla izquierda, la misma que le impidió llegar al descorche del Mundial (Qatar) en un mínimo de condiciones físicas. Pero el podio que defendió hace una semana en Motegi ha tenido un tremendo efecto reparador. Aunque su rendimiento fue decepcionante el viernes (terminó décimo), sus técnicos pudieron recabar suficientes datos como para voltear la moto por completo, con tal de adaptarla a las especificaciones del asfalto jerezano. Ayer, la Honda de Pedrosa pareció otra moto, al extremo que le permitió al catalán rodar más rápido que nadie durante un buen rato de la clasificatoria.

Por momentos, la sesión pareció un diálogo entre los dos, ahora paso yo, ahora lo haces tú, hasta que Lorenzo dio una última vuelta endemoniada y Pedrosa se quedó sin opción de réplica. Incluso sus máquinas parecieron ponerse de acuerdo para calcar su velocidad máxima (275,7 km/h).

Pero si de lo que se trata es de apuntarse el mejor registro a una sola vuelta, son pocos los que pueden competir con Lorenzo. El año pasado, cuando aún se empleaban las gomas de clasificación (extremadamente blandas), el motorista balear sorprendió a todo el mundo por su soltura (consiguió tres poles en las tres primeras carreras). En su segundo año en MotoGP ya ha demostrado que también puede abrir pista sin ellos.

Al bajarse de la moto, ya en la conferencia de prensa, Lorenzo y Pedrosa se sentaron el uno al lado del otro. Ni un gesto, ni una palabra. Nada. En el acto también participó Casey Stoner, que partirá tercero, Alex Debón, que firmó la pole en el dos y medio y Julián Simón, que lo hizo en 125cc. Pero la escena fue como uno de esos cara a cara previos a un combate de boxeo. "Dani está en un gran momento de forma, pero yo también me siento fuerte y confiado. Creo que nos divertiremos", dijo Lorenzo. "La Yamaha está en su sitio, es una moto muy equilibrada en todos los aspectos. Además, no hay que olvidar a Rossi [sale cuarto]", concedió Pedrosa.

En Jerez, uno de los mejores escenarios del campeonato, delante de una afición completamente entregada y cada vez más dividida entre lorenzistas y pedrosistas, no hay mejor campo de batalla que éste para que ambos pilotos se midan en corto en un duelo sin precedentes por vistosidad, intensidad y empaque, en la historia del motociclismo español. A disfrutar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50