Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El héroe inesperado

El Getafe recupera la autoestima gracias al liderazgo desbordante de Stojkovic

Un héroe inesperado, Vladimir Stojkovic (Loznica, Serbia; 25 años), portero cedido de urgencia por el Sporting de Lisboa para tapar la tormentosa marcha de Abbondanzieri en el mercado de invierno, ha devuelto la fe al Getafe en su momento más crítico desde que está en Primera. De forma un tanto fortuita, el cuadro de Víctor Muñoz descubrió contra el Sevilla (0-1) al líder que buscaba desde hacía meses. "Me dio mucha seguridad, sobre todo por arriba", asiente Gavilán. "Para ser su primer partido como titular, dio un nivel exquisito en todas sus intervenciones", valora Soldado. "Nos sorprendió para bien. Parecía que llevaba jugando con el grupo toda la vida", opina Contra. "Encima, con lo tocho que es, sólo cinco centímetros por debajo de los dos metros, las pilla todas por alto...", añade Mario.

Sancionado Jacobo, que vio la tarjeta roja en Valencia (4-1), y cuestionado Ustari, del que el cuerpo técnico sospecha por sus desplantes a la grada -respondió a los abucheos de unos aficionados en un entrenamiento echándose mano a la entrepierna- y por reconocer que su deporte favorito "es el baloncesto", Stojkovic, un trotamundos que en tres temporadas ha pasado por cuatro equipos, se ganó el puesto en apenas 90 minutos. Casualidad o no, el Getafe no recibió un solo gol, un hecho insólito desde octubre. "Transmite mucho más que para", es el dictamen de Radomir Antic, que recomendó su fichaje.

El seleccionador de Serbia, al igual que Javier Clemente y Miroslav Djukic, sus antecesores en el banquillo, considera a Stojkovic el titular "indiscutible" del combinado plavi, "juegue mucho o poco en el club de turno". "Tiene presencia, desparpajo. Le gusta mandar cuando el mundo se te viene encima... Es ejemplar, el líder que salió de las sombras", considera Djukic. "Hay dos tipos de porteros", resume Clemente; "los ágiles bajo los palos, tipo Casillas, y los que abarcan más espacio y por alto se llevan el pájaro a la cazuela. Stojkovic es de ésos". "Y, aunque no haya disputado apenas minutos, no nota la falta de ritmo", confía Antic. "Otra de sus virtudes es su contundencia en los centros", le alaba un miembro del cuerpo técnico del Getafe. "Por no hablar de sus ganas de aprender y comerse el mundo", apostilla.

Tantas que Víctor Muñoz le colocará mañana frente al Barcelona, "el mejor equipo del mundo". "Vladimir nos da confianza. Su experiencia puede venirnos muy bien, pero tendrá que confirmarlo partido a partido", opina el entrenador del Getafe, que no ha enlazado dos victorias seguidas en lo que va de campeonato.

Ninguno de los técnicos consultados sabe de dónde viene la mala fama del guardameta, que desde su paso por el Estrella Roja no ha cuajado ni en el Nantes (diez encuentros disputados), ni en el Vitesse (ocho) ni en el Sporting, que le fichó por cinco campañas en 2007. "En Portugal se ganó fama de conflictivo porque decía abiertamente que era el mejor portero del mundo. El muchacho lo decía sin ganas de ofender a nadie. El carácter de los serbios es así. Son muy echados p'alante... Ese derroche de optimismo, esa confianza ciega, si la manejas bien, desarma a cualquiera", resuelve Clemente. Para los escépticos, un ejemplo. "Sé de todo, ¡podría hablar una hora entera del fútbol español!", dijo Stojkovic en su presentación. "Sus referencias me pusieron en alerta al principio", interviene Djukic; "me decía 'a ver por dónde me va a salir éste', pero al contrario. ¡Le hice capitán del equipo olímpico!".

Incapaz de hacerse con él, Paulo Bento aprobó su cesión a finales de enero. El Getafe fue su último destino. "Me pidieron un informe antes de decidirse", apunta su descubridor, Clemente. "Nada más ver los vídeos del Europeo sub 21, que Serbia ganó gracias a su liderazgo, aposté por él en vez de por Jevric, un veterano. Fue uno de los primeros motivos por los que me criticaron", recuerda. "Yo se lo recomendé al Valencia cuando se lesionó Renán, pero prefirieron a César", cuchichea Djukic.

"Mi idea es convencer a todos. Deseo quedarme. Espero tener la oportunidad, aprovecharla y demostrar que soy un portero válido", insiste Stojkovic, sobre el que hay una opción de compra que no pasa del millón de euros. "Por Ustari pagamos seis millones y miren el resultado", comparan en el Getafe. "Un portero debe transmitir siempre seguridad, no dudar de sus decisiones. Es evidente que los futbolistas del Getafe han agradecido tanta autoestima cuando estaban tan decaídos. Stojkovic les ha demostrado que, si crees en ti mismo, no hay nada imposible", concluye Antic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 2009