Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

España entra en la historia de la NBA

Rudy Fernández bate el récord de triples de los novatos y Calderón el de porcentaje en tiros libres

La fase inicial de la NBA concluyó con un festival español, el que brindaron Rudy Fernández con el récord de triples de un novato a lo largo de una temporada, 159, y José Manuel Calderón con el mejor porcentaje de acierto en tiros libres en la historia de la competición, 98%. Además, tres españoles estarán en los playoffs: Pau Gasol, con los Lakers, que empezarán el domingo la primera ronda contra Utah, y Rudy y Sergio Rodríguez, con los Blazers, cuyo rival, a partir del sábado, será Houston. Sin olvidar que Marc Gasol completó su primer año con los Grizzlies con un notable: titular y una media de casi 12 puntos y ocho rebotes.

Rudy no paró hasta dejar una profunda huella en su primer ejercicio en la NBA. Ya había sacado cabeza en el All-Star, ya se había hecho un hueco en el juego de los Blazers y en el corazón de la afición. No le bastó. Se empeñó en entrar en los libros y no paró hasta conseguirlo. El récord parecía que se le había escapado definitivamente cuando, a causa del leñazo de Ariza en el duelo contra los Lakers el pasado 10 de marzo, se perdió cuatro partidos y bajó el pistón. Pero recuperó la forma y llegó al último partido de la primera fase, contra los Nuggets, a cinco triples de la plusmarca establecida por Kerry Kittles con los Nets en 1997. Rudy tomó la metralleta y buscó las esquinas como ha sido su costumbre en un curso en el que ha tenido que ganarse la vida en un ataque monopolizado por Roy y Aldridge. En sus nueve intentos sumó los seis triples que le faltaban para superar los 158 de Kittles.

Los Blazers se medirán a los Rockets y aspiran a ser los rivales de los Lakers

Consciente de que la victoria era vital ante los Nuggets porque aseguraba a los Blazers el cuarto puesto y la ventaja de campo en la primera eliminatoria de los playoffs, Rudy era escéptico respecto a sus posibilidades. "Durante los dos últimos días pensé que iba a ser muy difícil conseguir seis triples ante los Nuggets. No los había anotado nunca en un partido este año y nos jugábamos mucho", admitió. Pero, animado por el buen juego del equipo, que llegó a dominar por 21 puntos, empezó a acariciar la hazaña. "Sobre todo, después de los dos primeros triples", explicó, "que fueron los más importantes. Mis compañeros empezaron a buscarme y me ayudaron a lograr un récord fantástico para mí y muy bueno para el equipo y para España".

El logro de Rudy coincidió con el de Calderón. El base maravilla por su juego y, una vez superada la lesión en los ligamentos de la pierna derecha que le hizo perderse 14 partidos, ha justificado la condición de figura que se ganó a pulso en las tres temporadas anteriores. Además, se ha mostrado casi infalible en los tiros libres. De los 154 que ha lanzado, ha anotado 151. Ese 98,1% de efectividad supera la anterior mejor marca, en posesión de Calvin Murphy, de los Rockets, con el 95,8% (206 de 215) en la campaña 1980-1981. Calderón ha superado también a otro notable lanzador, Ray Allen, que ha concluido con el 95,2% (237 de 249). Para entrar en la lista de mejor lanzador de tiros libres se requiere un mínimo de 1.200 intentos. Los dos mejores son Mark Price, con el 90,3% (2.135 de 2.362), y Steve Nash, con el 90% (2.348 de 2.609). Calderón alcanza el 89,4 % (455 de 509) en sus cuatro temporadas en la Liga norteamericana.

Chris Bosh admite que cada vez que Calderón lanza su segundo tiro libre empieza a irse hacia su campo para defender. "Simplemente, espero que irá dentro. Ni lo pienso. Es algo automático", dice el líder de los Raptors. "Si tienes un buen lanzamiento, cuando vas a la línea, todo es cuestión de ritmo y concentración. José es mentalmente muy fuerte y se concentra al máximo", opina su compañero Kapono.

Calderón considera que su logro se basa en tres factores: práctica, concentración y mecánica. En el blog de su página web escribe: "En mi primer año en la ACB recuerdo que logré el 65%. A base de trabajo, he podido mejorarlo. No hay milagros ni creo que nadie nazca predestinado".

No todo ha quedado en eso. Calderón es el jugador de la NBA que más asistencias ha dado en relación a los balones perdidos: 4,2 por partido, superando a Jason Kidd, con 3,8, y a Chris Paul, con 3,7.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 2009