Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CIRCO

África para sedentarios

¡Qué marcha tiene esta compañía de artistas etíopes, kenianos y tanzanos! Para reunirla, Winston Ruddle, su director, se pateó medio continente en busca de jóvenes con talento. Madre África, su primer espectáculo, es un circo festivo y ecléctico, en el que números autóctonos alternan con otros de tradición europea y norteamericana.

En su índice figuran una danza zulú, una galopada sobre zancos, un fragmento bailado de un rito nupcial guineano y los prodigiosos equilibrios mano a mano de Fadhili Ramadhani Rashidi y Omary Ramadhani Omary. Fantásticos, los saltos del quinteto de ícaros etíope, las contorsiones en 360 grados de Lazarus Gitu Mwangi, el hombre de caucho; y los equilibrios de Binyam Negash Deyasu.

Madre África

'El Circo de los Sentidos'. Dirección: Winston Ruddle. Madrid. Circo Price. Hasta el 12 de abril.

No todo es genuino en este Circo de los sentidos: la discreta escenografía acumula lugares comunes, y la estupenda orquesta en vivo prodiga concesiones al oído occidental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de abril de 2009