Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía investiga la muerte de un bebé

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, señaló ayer que se está investigando si la muerte de un bebé en Valencia el domingo "es accidental o puede deberse a otras causas". La tesis que se barajó en un primer momento es que pudo morir por asfixia aplastado por sus padres, que dormían junto al pequeño. El "respeto al ámbito en el que se ha producido este hecho exige" que haya que dejar actuar a "los organismos judiciales y policiales con el objetivo de esclarecer las circunstancias de esa tragedia", apuntó Peralta.

Según fuentes policiales, el 091 recibió una llamada sobre las 18.00 horas del domingo de los médicos del hospital Clínico para avisar de que unos padres habían llegado al centro solicitando ayuda con un bebé de entre dos y tres meses de edad muerto en sus brazos. Los agentes acudieron al hospital, donde reconocieron al bebé, que no presentaba signos de violencia, junto al forense e iniciaron las investigaciones oportunas, encargadas al Grupo de Homicidios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de marzo de 2009