Accidente en los túneles de la M-30 con sangre de pega

Dos coches chocaron esta medianoche en uno de los túneles de la M-30 tras un intento de adelantamiento. Los dos vehículos estaban volcados en la calzada y un tercero no pudo evitar impactar con ellos. El golpe fue tremendo, pero no hubo ningún herido. Todo había sido un montaje. Se trataba de un simulacro.

Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Samur-Protección Civil y personal de la empresa de mantenimiento de la M-30 realizaron este ensayo de rescate en un accidente de tráfico en los túneles de la M-30, a unos 70 metros bajo tierra. La idea era comprobar que los sistemas de seguridad funcionan. El simulacro se realizó en los llamados bypass, tramos del túnel que cuentan con una galería de emergencia por debajo.

Más información
Contaminación radiológica (simulada) en Barajas

El ensayo salió como estaba previsto. En el Centro de Control de Túneles de Madrid Calle 30 se recibió el aviso del siniestro mediante el sistema de Detección Automática de Incidencias (DAI). Además, tres turismos que venían por detrás se encontraron con el accidente y uno de los conductores avisó del suceso, llamando por un poste de SOS al centro de control. El accidente cortó el paso a los vehículos y se produjo una congestión de vehículos.

A los siete minutos de la llamada de emergencias, llegó el equipo de primera intervención y vio que seis personas estaban heridas. Luego, llegaron los bomberos para sacarlos de los coches y fueron trasladados al hospital de campaña que se montó en 25 minutos en la galería de emergencias.

En total participaron 176 personas en el ensayo entre agentes de la Policía Municipal, Nacional, Cuerpo de Bomberos Samur y personal de Calle 30. Mientras tanto, los actores accidentados explicaban a los médicos sus lesiones y mostraban sus heridas manchadas de sangre de mentira.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Policía cortó el tráfico del túnel en ambos sentidos. De haberse tratado de un accidente real, los responsables de Calle 30 calculan que en menos de tres horas se habría restablecido la circulación. Cuando los heridos ya habían sido trasladados al hospital de emergencia, un espeso humo blanco inundó el túnel. Uno de los coches fue incendiado y en seguida los bomberos pudieron sofocar el fuego con espuma. La actividad fue frenética todo el tiempo. Hubo carreras y momentos de tensión, estropeados por algún bombero que aprovechó para hacer fotos.

Simulacro de accidente en la M-30.
Simulacro de accidente en la M-30.CLAUDIO ÁLVAREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS