Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Llevo desde los 20 años bajo la lupa"

Víctor Valdés asume que el gol encajado en Lyon reabra el eterno debate sobre la portería del Barcelona

Tiró Juninho el libre directo, lo clavó por la escuadra y el barcelonismo miró a Víctor Valdés. No es nuevo. La acción sirve de excusa para reabrir un debate tan antiguo como el propio cargo: de profesión, portero del Barcelona. "Es lo que tiene el cargo", reconoció ayer el portero de L'Hospitalet, camiseta negra de manga corta, casta de sobra para asumir la que está cayendo sobre la portería azulgrana.

"Depende de cómo interpretes la jugada, fue un fallo o un golazo", dijo Valdés, quien añadió: "Estaba en el vídeo. Pensaba que Juninho podía buscar el primer palo y me sorprendió". Según Guardiola, su entrenador, fue "un golazo que no paran ni siete porteros". "El míster quiso estar a mi lado y se lo agradezco. Lo más importante para mí siempre es la consideración y la respuesta del compañero", añadió Valdés, de nuevo en el ojo del huracán. "Llevo desde los 20 años [tiene 27 y entró en la cantera de niño] sintiendo que juego bajo una lupa. Eso es lo que tiene ser portero del Barça, estoy acostumbrado. Forma parte del día a día de lo que significa defender la meta azulgrana y con eso vivo el día a día". Así que ni se inmuta cuando el Camp Nou le silba tras un fallo como el que tuvo en el último derby: "Es normal que me piten o me critiquen tras una jugada que acaba en gol. Soy portero del Barça y no vivo del recuerdo, de lo que he hecho bien. Después de un fallo no juzgo si es justo o no, porque la afición tiene opinión y la respeto. Lo acepto porque forma parte de ser portero del Barça".

"Se espera siempre una respuesta especial de ti", explica Zubizarreta

"¿Me lo preguntas a mí?" responde sorprendido Andoni Zubizarreta. "Pues claro, eso es lo que tiene ser portero y jugar al nivel más alto de exigencia", advierte el mito más allá de una jugada, la del gol de Lyon, en la que advierte matices: "Eres portero del Barça y juegas la Champions, así que compites contra los mejores y vives expuesto a las consecuencias de un remate como el de Juninho. Por otra, se espera de ti una respuesta especial, en cualquier circunstancia y ante cualquiera, sencillamente por ser portero del Barcelona. Y Valdés lo sabe".

"Ser portero del Barça no tiene nada que ver con ser portero en cualquier otro equipo", advierte Juan Carlos Unzue, entrenador de guardametas en el Barcelona, consciente de que por la manera en la que interpreta el juego el Barça, Valdés no se merece lo que le está pasando.

En eso, coincide con Santi Cañizares, que siempre fue un referente para Valdés. "Ni fue un golazo ni se la comió", tercia el manchego. "El que se la come es el portero del Oporto contra el Atlético, que la tiene que parar y no la para. Valdés trata de anticiparse a una acción complicada, porque la jugada no es fácil y debe cubrir muchos ángulos, en vez de quedarse a la expectativa". Y zanja. "Lo que tiene que hacer el Barça es renovar a Valdés. No encontrará otro mejor".

Cañizares parece más preocupado Víctor: "Soy un profesional y tengo contrato hasta el 2010. Del club no sé nada. Sólo sé que toca estudiar mi futuro", avisó ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 2009