Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

Los usuarios dan una lección a Facebook

¿Quién tiene la última palabra, los empresarios o los clientes? En la era de Internet, las redes sociales han dado una respuesta alta y clara a esta pregunta. Los usuarios deciden. Y pueden forzar cambios como el que ayer se vio en Facebook.

Los usuarios de este portal de contactos sociales se desayunaron con un gran anuncio en su portal de bienvenida: "En los pasados días, hemos recibido muchas opiniones sobre las nuevas condiciones de uso que colgamos hace dos semanas. A causa de esta reacción, hemos decidido regresar a las condiciones de uso previas, mientras resolvemos los problemas que la gente nos ha comunicado". Y así, el intento de los gestores de Facebook de hacerse con las riendas de toda la información que aloja quedó frustrado por una campaña orquestada por un modesto blog de defensa de los derechos del consumidor.

"Las nuevas Condiciones de Uso de Facebook: podemos hacer lo que nos dé la gana sin tu permiso. Para siempre". Así titulaba Consumerist.com la entrada en la que criticaba el silencioso cambio acometido. En estas nuevas condiciones, los usuarios le permitían a Facebook, entre otras cosas, el uso de su "nombre, apariencia e imagen para cualquier propósito, incluyendo el de la publicidad comercial". Añadían que, aunque un usuario podía borrar su perfil, "la empresa puede retener copias archivadas del contenido del usuario, para su uso y explotación". "Aseguraos de que nunca colgáis nada en Facebook que no queráis regalar para siempre", decía el blog. "Porque ahora es propiedad de Facebook".

Consumerist creó un terremoto digital entre los 175 millones de usuarios de esta red. Incluso se crearon grupos de protesta dentro del mismo Facebook. El más popular cuenta ya con 88.000 miembros. Finalmente, la empresa reculó. Primero, su fundador, Mark Zuckerberg, dio garantías en su blog de que "en Facebook la gente es dueña de su información y controlan con quién la comparten". Ayer, por fin, la empresa volvió a las Condiciones de Uso previas y creó un grupo llamado Declaración de Derechos y Deberes de Facebook, a través del cual los usuarios pueden aportar ideas para una nueva propuesta, más respetuosa con la información personal de los internautas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2009