Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Tendencias

La nueva televisión habla en inglés

La TDT favorece que el espectador elija contenidos en versión original

La agente especial del FBI Vivian Johnson investiga junto a Jack Malone la extraña desaparición de un soldado estadounidense a su vuelta de Irak, y cuando su principal sospechoso tiene algo que contarle, lo mira fijamente y temiendo lo peor le suelta: "Soy toda oídos". O lo que es lo mismo: "I'm all ears", porque, desde que la televisión es digital terrestre (TDT), habla cada vez más en inglés, y series como Sin rastro, de Antena 3, también pueden seguirse en su versión original. Casi el 100% de los contenidos extranjeros se siguen estrenando doblados al castellano. Hay cosas que no cambian. Sin embargo, la nueva tecnología (TDT) ofrece otras posibilidades y permite cambiar el canal de audio con el mando a distancia para escuchar la interpretación original de títulos como CSI (Telecinco) o Kyle XY (Cuatro).

Las cadenas públicas tienen más tradición en subtítulos que las privadas

Los profesores de inglés creen que ésta será una herramienta ideal para que el espectador pueda perfeccionar su conocimiento del idioma, sobre todo si se tiene en cuenta que las cifras al respecto revelan que queda mucho por hacer: el 65% de los españoles reconoce que no es capaz de hablar, leer ni escribir en esa lengua. A ese retraso ha contribuido el hecho de que durante los años del franquismo se doblaran, salvo en contadas excepciones, todas las películas al castellano. Y hoy todavía se arrastra esa costumbre, tanto en cine como en televisión, a diferencia de países como Portugal, Holanda o Finlandia. "Escuchar hablar en otro idioma en televisión ayuda a perder el miedo a comunicarte", dice Guy Heath.

Las televisiones públicas son las que tienen más tradición en la versión original. Telemadrid, TV-3 y TVE, por ejemplo, ya ofrecían esta opción en la televisión analógica, aunque la señal de esta última llega únicamente a Madrid y Barcelona por limitaciones técnicas. La TDT facilitará que todas las cadenas ofrezcan esta posibilidad, y que la señal llegue a todo el territorio. Las privadas se han puesto las pilas e intentan ofrecer el 100% de sus contenidos en ambas ediciones. Aunque en la práctica ninguna televisión lo consigue, porque no siempre pueden adquirir los derechos o tratan con producciones antiguas. En el caso de Sin rastro, por ejemplo, no todas las temporadas se ofrecen en versión original (VO).

En Telecinco señalan que CSI, y Mentes criminales cuentan con esta opción. En Antena 3, son Los Simpson y los personajes de Aquellos maravillosos 70 algunos de los que hablan en inglés, aunque no es posible escuchar los chistes originales de Will Smith en El príncipe de Bel-Air "porque la cinta es muy antigua". En Cuatro pueden seguirse en versión original subtitulada las tramas de Entre fantasmas y Médium; mientras que La Sexta cuenta entre su nómina series como El mentalista. También TVE permite pasar del castellano al inglés en series de culto, como Perdidos y Mujeres desesperadas.

Pero, qué pasa cuando el nivel de conocimiento de un idioma no permite seguir una producción que no está doblada. Según un estudio de Ipsos, únicamente el 14% de los españoles entiende el inglés cuando lo escucha. Los subtítulos en español son de gran ayuda para no perder el hilo. Se puede recurrir a los que ofrece el teletexto en la página 888 o a los de la TDT, aunque en ocasiones van desfasados con la imagen y son más bien una molestia.

Telemadrid, tras llegar a un acuerdo con la Consejería de Educación, difunde por su segundo canal, LaOtra, series de dibujos en inglés. De momento ya está en antena The mask (La máscara). También contribuye a ese fin Digital +, que ofrece algunas de sus producciones más ingeniosas en inglés para no perder la frescura de sus chistes. Es el caso de Saturday night live y de la gamberra Little Britain. Algunos espectadores son tan aficionados a estas series que buscan las nuevas entregas en la Red. Esa demanda es otro de los motivos por el cual las cadenas ofrecen en España algunas de sus series sólo días después del estreno en EE UU, como ha sucedido con Pushing daisies y Fringe. Otro ejemplo, Fox (dial 21 de Digital +) estrenó ayer nuevos episodios de House, y lo hizo primero en VO. La versión doblada no llegará hasta el 24 de febrero.

A pesar de la buena acogida de la versión original, los estudios de doblaje creen que su principal preocupación es ajustarse a los calendarios que imponen las televisiones y que les llevan a doblar una película en dos semanas. "Los mejores actores de doblaje no siempre están disponibles en las mismas fechas", explica el especialista en cine Jaume Figueras a modo de anécdota. "Eso hace que ahora haya escenas de amor, por ejemplo, que se doblen con los actores por separado". En el cine, nada es lo que parece.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de febrero de 2009